Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

BOGOTÁ (Reuters) - Nestlé Nespresso anunció el martes una inversión de 50 millones de dólares para aumentar desde el 2018 en hasta cinco veces la cantidad de café que compra en una región de Colombia que antes estaba en conflicto, como parte de una expansión a zonas que antes eran inaccesibles por la confrontación armada.

Un acuerdo de paz entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) puso fin en el 2016 a más de medio siglo de conflicto y allanó el camino para que cientos de personas regresaran a sus tierras, incluidos muchos caficultores.

"El respaldo de Nespresso es muy importante en el desafiante momento que estamos viviendo, pues sus inversiones van a ayudar a revitalizar la industria cafetera en las áreas donde la producción se había perdido a raíz del conflicto, poniéndole el foco a la calidad y la sostenibilidad", dijo Santos en el acto en donde se hizo el anuncio en Bogotá.

Colombia es el mayor productor mundial de grano arábigo suave, uno de los cafés de más alta calidad. En 2016, Nespresso compró su primer café en una región del país sudamericano que estuvo en conflicto -Caquetá- y lo lanzó este año como una edición limitada llamada "Aurora de la Paz".

Con el programa de apoyo a los cafeteros hecho por Nespresso, con una inversión inicial en el 2012 de 80 millones de dólares, se han beneficiado más de 30.000 familias productoras de Colombia con cultivos que suman unas 60.000 hectáreas.

Además del Caquetá, el programa de Nespresso se extenderá a otros siete departamentos de la nación de 50 millones de habitantes que fueron afectados por el conflicto.

"Nosotros tenemos la aspiración de ofrecer a los consumidores del mundo el mejor café del mundo y para poder ofrecerlo tenemos que conseguir el mejor café producido y es el café verde de Colombia", dijo Marc Duvoisin, presidente ejecutivo de Nespresso.

"El compromiso nuestro con los 50 millones de dólares que vamos a aportar en los próximos años va a estar enfocado en revivir cafés que fueron un poco desaparecidos por el conflicto. Ahora que se firmó la paz lo que queremos es invertir en esas regiones", explicó el directivo que no reveló la cantidad de café que compra su empresa en Colombia.

Por su parte, el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, dijo que el café será uno de los principales productos agrícolas que se cultivarán en las antiguas regiones que controlaban las FARC, grupo que entregó las armas y está en proceso de reincorporación a la sociedad.

(Reporte de Marcy Nicholson en Nueva York y Luis Jaime Acosta en Bogotá.; Editado en español por Javier López de Lérida y Silene Ramírez)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters