Navigation

Netanyahu promete la completa destrucción de túneles en Gaza

Soldados israelíes sobre un tanque en las afueras de la Franja de Gaza, jul 31 2014. Israel siguió adelante con su ofensiva en Gaza y dijo que está a días de conseguir su objetivo de destruir todos los túneles transfronterizos usados por los milicianos islamistas para atacar su territorio, pero la cifra creciente de palestinos civiles muertos ha activado la alarma internacional. REUTERS/Baz Ratner reuters_tickers
Este contenido fue publicado el 31 julio 2014 - 20:02

Por Nidal al-Mughrabi y Jeffrey Heller

GAZA/JERUSALÉN (Reuters) - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien se enfrenta a la presión internacional por el creciente número de muertos en Gaza, dijo el jueves que no aceptará un cese al fuego que frene la completa destrucción de los túneles que usan los militantes para infiltrarse en el Estado judío.

El Ejército israelí consideró el miércoles que su misión, ya en su cuarta semana, tomará unos días más.

"Estamos determinados a completar esta misión, con o sin cese al fuego", dijo Netanyahu en declaraciones públicas durante una reunión de su gabinete en Tel Aviv.

"No accederé a ninguna propuesta que no permita al Ejército israelí finalizar esta importante tarea para la seguridad de Israel", agregó.

Dejando abierta la opción de ampliar la campaña terrestre en la Franja de Gaza, controlada por Hamas, el Ejército israelí dijo que había convocado a 16.000 reservistas más. Una fuente dijo que se relevaría un cifra similar de soldados reservistas.

Sin embargo, los enfrentamientos parecían menos intensos que días previos de la semana. Más de 100 personas murieron solo el miércoles.

Autoridades de salud de Gaza dijeron que 19 palestinos murieron en bombardeos israelíes el jueves, que incluyeron un ataque aéreo contra una camioneta en el corazón de la ciudad de Gaza que causó dos fallecidos.

El Ejército israelí dijo que se dispararon más de 60 cohetes desde el enclave palestino. Una persona resultó herida por un proyectil que cayó en la localidad sureña de Kiryat Gat.

Hamas dijo que disparó un cohete contra Tel Aviv, pero el Ejército afirmó que lo había interceptado.

El gabinete de seguridad de Netanyahu aprobó el miércoles continuar el asalto lanzado el 8 de julio en respuesta a un aumento de los ataques con cohetes de los islamistas de Hamas en Gaza. Israel también envió una delegación a Egipto, que ha estado intentando, con la aprobación de Washington, mediar en un alto el fuego.

Sin embargo, Washington también ha permitido a Israel aprovechar una reserva de armas estadounidense en las últimas semanas para reponer sus granadas y morteros, dijo un funcionario de Defensa estadounidense el jueves.

El secretario de Estado John Kerry, quien no pudo lograr un cese al fuego en una visita a la región la semana pasada, expresó su apoyo a las operaciones israelíes contra los túneles.

"Ningún país puede vivir con túneles cavados bajo su frontera, desde los que salen personas que portan esposas y tranquilizantes para secuestrar a sus ciudadanos y pedir rescate", dijo Kerry en una entrevista emitida el jueves por el canal indio NDTV.

PRESIÓN INTERNACIONAL

Las autoridades en Gaza dicen que al menos 1.410 palestinos, muchos de ellos civiles, han muerto en el enclave y casi 7.000 han resultado heridos. Cincuenta y seis soldados israelíes fallecieron en enfrentamientos en Gaza y más de 400 resultaron heridos.

Tres civiles israelíes murieron por los ataques palestinos con cohetes.

El Pentágono instó a Israel el jueves a hacer más para proteger a los civiles durante sus operaciones en Gaza.

"Las víctimas civiles en Gaza han sido demasiadas. Y está quedando claro que los israelíes necesitan hacer más para cumplir con sus altos estándares -sus muy altos y muy públicos estándares- de proteger la vida de los civiles", dijo el portavoz del Pentágono, el coronel Steven Warren, en una conferencia de prensa.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, condenó el miércoles la muerte de al menos 15 palestinos entre los miles que se refugiaban en una escuela dirigida por el organismo. La ONU dijo que, según su evaluación inicial, artillería israelí alcanzó el edificio.

La comisaria de la ONU para los derechos humanos, Navi Pillay, dijo el jueves que Israel atacó viviendas, escuelas, hospitales e instalaciones de la ONU en una aparente violación a la Convención de Ginebra.

Pillay dijo que las acciones de Israel parecían estar "deliberadamente desafiando las obligaciones que impone la ley internacional".

La Casa Blanca también condenó las acciones de Israel contra instalaciones de la ONU en Gaza, pese a apoyar la campaña del Estado judío contra Hamas.

"El bombardeo de un edificio de la ONU que alberga a civiles inocentes que huyen de la violencia es totalmente inaceptable y totalmente indefendible", dijo el portavoz Josh Earnest a periodistas.

Además de los muertos en la escuela, otras 17 personas fallecieron el miércoles en lo que funcionarios palestinos dijeron fue un ataque israelí contra un mercado callejero. Siete más murieron el jueves por las heridas recibidas en el bombardeo.

Los asaltos israelíes por tierra, precedidos de avisos masivos de evacuaciones, han desplazado a más de 200.000 de los 1,8 millones de palestinos en Gaza. La infraestructura del pequeño territorio está en ruinas, con cortes de electricidad y agua.

Israel dice que está intentando evitar víctimas civiles y culpa por ellas a Hamas y a otras facciones palestinas.

(Reporte adicional de Maayan Lubell, Ori Lewis y Dan Williams en Jerusalén, Eric Beech en Washington, escrito por Jeffrey Heller. Traducido por la Redacción de Madrid, editado por Carlos Aliaga y Patricia Avila)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.