SANTIAGO, 14 nov (Reuters) - Nuevas protestas se registraron en Chile el jueves en el primer aniversario de la muerte de un joven indígena mapuche en un polémico operativo policial, mientras partidos políticos de gobierno y oposición negociaban hasta última hora para sellar un acuerdo que desactive la ola de protestas.

Las negociaciones buscaban definir el mecanismo para escribir una nueva Constitución que reemplace a la vigente, que data de la dictadura de Augusto Pinochet, convertida en una de las demandas que ha surgido con fuerza durante las movilizaciones que ya se extienden por casi un mes y han dejado al menos 20 muertos.

Entre los puntos a debatir figuraban la posibilidad de convocar a un plebiscito para que los ciudadanos decidan si quieren o no una nueva Constitución y luego cómo se daría forma a la nueva carta magna.

El gobierno del presidente de centroderecha Sebastián Piñera se abrió recientemente a la posibilidad de escribir un nuevo reglamento pero dijo que una Asamblea Constituyente, como piden algunos sectores políticos y manifestantes, no era su camino.

Las movilizaciones del jueves fueron convocadas para conmemorar que hace un año el joven Camilo Catrillanca murió baleado durante un operativo de fuerzas policiales dentro de una comunidad mapuche. Se descubrió luego que los agentes acusados dieron testimonios falsos y destruyeron pruebas, lo que llevó incluso a la salida del jefe del organismo.

En Santiago y ciudades del sur del país como Concepción, Temuco y Puerto Montt se registraron algunos choques entre policía y manifestantes, barricadas e incendios. En la capital había varios civiles heridos, según un testigo Reuters.

Muchas de las manifestaciones - que incluían caminatas y vigilias- también se desarrollaron de manera pacífica.

Más temprano el padre del joven mapuche fallecido, Marcelo Catrillanca, había dicho a la radio local Cooperativa que "lo que nosotros priorizamos es la vida y por eso es que yo tengo que decirle a la gente que pueda manifestarse con tranquilidad y siempre resguardándose".

"No quisiéramos mañana lamentar la muerte de cualquier muchacho de donde venga, sea mapuche o no mapuche, porque para nosotros sería nuevamente revivir el dolor", agregó.

El juicio sobre la muerte de Catrillanca tiene previsto iniciarse a finales de noviembre y se extendería por unos dos meses. La etnia Mapuche tiene un histórico conflicto con el Estado chileno por el reclamo de tierras ancestrales.

(Reporte de Fabián Andrés Cambero, con colaboración de Dave Sherwood y Natalia Ramos)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes