GINEBRA, 19 nov (Reuters) - La oficina de Derechos Humanos de la ONU mostró el martes su profunda preocupación por el uso de fuego real por parte de las fuerzas de seguridad iraníes contra manifestantes, e instó a las autoridades a controlar el uso de la fuerza para dispersar las protestas provocadas por un alza de precios en los combustibles.

Rupert Colville, portavoz de Derechos Humanos de Naciones Unidas, también pidió a las autoridades iraníes que restauren el servicio de internet, cortado desde el sábado, y preserve el derecho de los manifestantes a la libertad de expresión y a la reunión pacífica.

Durante una comparecencia en Ginebra, indicó que la organización cuenta con reportes que hablan de decenas de muertos, añadiendo que la cantidad de víctimas es "claramente muy grave".

El domingo, el líder supremo iraní, ayatolá Ali Jamenei, culpó de los disturbios a enemigos extranjeros del país como Estados Unidos y calificó a los manifestantes como "matones".

(Reporte de Stephanie Nebehay; editado en español por Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes