Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reúne para debatir sobre Corea del Norte después de su última prueba de misiles, en la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos, 29 de agosto del 2017. REUTERS/Andrew Kelly

(reuters_tickers)

Por Soyoung Kim y Michelle Nichols

SEÚL, NACIONES UNIDAS (Reuters) - Naciones Unidas condenó el martes el lanzamiento "indignante" de un misil balístico de Corea del Norte sobre Japón y exigió que Pyongyang detenga su programa de armas, pero se abstuvo de amenazar con nuevas sanciones al régimen aislado.

Corea del Norte dijo que el lanzamiento de un misil balístico de rango intermedio (IRBM, por su sigla en inglés) fue para contrarrestar los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Sur y un primer paso en su acción militar en el Pacífico para "contener" al territorio estadounidense de Guam.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ordenó que el lanzamiento se llevara a cabo por primera vez desde la capital del país, Pyongyang, y dijo que se necesitan más ejercicios con el Pacífico como objetivo, dijo el miércoles la agencia de noticias norcoreana KCNA.

"El lanzamiento actual de prueba del cohete balístico, como en una guerra real, es el primer paso de la operación militar del Ejército del Pueblo Coreano en el Pacífico y un preludio significativo para contener a Guam", dijo Kim, según citas difundidas por KCNA.

El Ejército del Pueblo Coreano (KPA, por su sigla en inglés) es el Ejército de Corea del Norte.

A principios de este mes Pyongyang amenazó con lanzar cuatro misiles al mar cerca de la isla de Guam, donde se encuentra una importante presencia militar estadounidense, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que Corea del Norte enfrentaría a "fuego y furia" si amenaza a su país.

En un comunicado, el Consejo de Seguridad de la ONU dijo que es "de vital importancia" que Corea del Norte tome medidas inmediatas y concretas para reducir las tensiones y pidió a todos los estados que implementen las sanciones en contra de Pyongyang.

Sin embargo el comunicado redactado por Estados Unidos, que fue acordado por consenso, no amenaza con nuevas sanciones a Corea del Norte.

Los diplomáticos dicen que China y Rusia, miembros del consejo que tienen poder de veto, sólo ven la prueba de un misil de largo alcance o el ensayo de un arma nuclear como un desencadenante de nuevas sanciones.

Los embajadores de China y Rusia ante la ONU dijeron que se oponen a cualquier sanción unilateral contra Corea del Norte y reiteraron los llamados para detener el despliegue de un sistema estadounidense de defensa antimisiles en Corea del Sur.

(Reporte adicional de Jack Kim. Editado en español por Carlos Aliaga)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters