Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La relatora especial sobre ejecuciones extrajudiciales de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Agnes Callamard, participa de una conferencia de prensa en San Salvador, El Salvador. 5 de febrero, 2018. REUTERS/Jose Cabezas

(reuters_tickers)

SAN SALVADOR (Reuters) - Policías y soldados en El Salvador habrían cometido ejecuciones extrajudiciales y utilizado fuerza excesiva mientras libran una ofensiva contra las violentas pandillas que operan en el empobrecido país centroamericano, denunció el lunes la ONU.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió a las autoridades salvadoreñas investigar los casos y enjuiciar a los eventuales responsables.

    La relatora sobre ejecuciones extrajudiciales de la ONU, Agnes Callamard, que realizó una gira de dos semanas por pedido del Gobierno salvadoreño, indicó que los hallazgos no se refieren a una política de Estado, sino al comportamiento de algunos miembros de los cuerpos de seguridad.

    "He hallado un patrón de comportamiento entre el personal de seguridad que podría considerarse como ejecuciones extrajudiciales y uso excesivo de la fuerza. Esto se fomenta aún más por las muy débiles respuestas de las principales instituciones públicas, incluyendo a nivel de investigación y judicial", expresó Callamard en rueda de prensa sin dar más detalles.

    Organizaciones de derechos humanos han denunciado ejecuciones extrajudiciales y abuso de la fuerza en los operativos del gobierno del izquierdista Salvador Sánchez Cerén, que mantiene una ofensiva militar contra las pandillas el Barrio 18 y su rival la Mara Salvatrucha.

Las organizaciones señalan que unos 1,325 presuntos pandilleros fallecieron entre 2014 y junio de 2017 en supuestos enfrentamientos contra policías y militares, que las autoridades han alterado las escenas del crimen y colocado armas a las víctimas.

"La institución policial está firme en investigar y esclarecer los casos que haya que hacer, nosotros entendemos que en una institución como la nuestra puede haber algunos casos de policías que no hagan bien su trabajo, pero la línea institucional es que todos los policías que estamos trabajando debemos hacer las cosas en el marco de la ley", dijo a la prensa la portavoz de la policía, Evelyn Marroquín.

En 2017, el país registró una tasa de 60 homicidios por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo, de acuerdo con la ONU.

(Reporte de Nelson Rentería. Escrito por Sheky Espejo; Editado por Ricardo Figueroa)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters