Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, aplaude en la conmemoración de la fundación del Coro del Estado. imagen entregada el 23 febrero 2017. Corea del Norte está evadiendo las sanciones internacionales con una sofisticada red de empresas en el extranjero, favorecida en parte por su continuo acceso al sistema bancario internacional, según un reporte de Naciones Unidas al que Reuters tuvo acceso. KCNA/via REUTERS

(reuters_tickers)

(Reuters) - Corea del Norte está evadiendo las sanciones internacionales con una sofisticada red de empresas en el extranjero, favorecida en parte por su continuo acceso al sistema bancario internacional, según un reporte de Naciones Unidas al que Reuters tuvo acceso.

Corea del Norte está sometida a fuertes sanciones de Naciones Unidas y un estricto embargo de armas diseñado para impedir el desarrollo de sus programas nucleares y de misiles prohibidos. El grupo de expertos de la ONU fue creado para investigar las denuncias de violación a las sanciones.

"Entidades designadas y bancos han seguido operando en el ambiente sancionado mediante el uso de agentes altamente experimentados y bien capacitados para trasladar dinero, personas y bienes, incluyendo armas y material conexo, a través de las fronteras", dice el informe.

Los estados miembros de la ONU deben "ejercer una mayor vigilancia" sobre los diplomáticos norcoreanos que participan en actividades comerciales, porque algunos pueden estar proporcionando apoyo financiero a las redes ilegales.

El informe detalla una intercepción hasta ahora desconocida sobre equipos de comunicación militar fabricados por Corea del Norte destinados a Eritrea en julio pasado.

Se trata de la segunda vez que se intercepta equipo militar norcoreano destinado a Eritrea, lo que indica un continuo comercio de armas entre los dos países, según el informe.

Parte de los equipos de comunicación fueron fabricados por una compañía con sede en Malasia llamada "Glocomo", controlada por Reconnaissance General Bureau, la sancionada agencia de inteligencia norcoreana que se encarga de las operaciones en el extranjero y la adquisición de armas, según el reporte.

(Reporte de James Pearson, traducido por Hernán Funes, editado en español por Gabriela Donoso)

Reuters