Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un cisne cruza una calle inundada por el desborde del río Moselle en Bernkastell-Kues, Alemania. Imagen de archivo. 5 de enero de 2018. REUTERS/Wolfgang Rattay

(reuters_tickers)

Por Alister Doyle

OSLO (Reuters) - El año pasado fue el segundo o tercero más caluroso del que se tenga registro, detrás de 2016, y el más cálido sin una dosis extra de altas temperaturas causada por el fenómeno El Niño en el océano Pacífico, dijo el jueves una agencia de Naciones Unidas.

Las temperaturas promedio en la superficie terrestre en 2017 superaron en 1,1 grados las de los tiempos preindustriales, acercándose al techo de 1,5 grados establecido como límite más ambicioso para el calentamiento global por casi 200 países en el Acuerdo de París.

"El año pasado no se distingue, hasta ahora, del 2015 como el segundo o tercero más caluroso detrás de 2016, convirtiendo al 2017 en "el año más cálido sin El Niño", dijo la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Las temperaturas tanto en 2016 como en 2015 fueron elevadas por el fenómeno El Niño, un evento natural que puede alterar los patrones de clima cada varios años y liberar calor del océano Pacífico hacia la atmósfera.

Diecisiete de los 18 años más cálidos desde que comenzó a llevarse registro en el siglo XIX han transcurrido desde 2000, confirmando que más gases de efecto invernadero están haciendo subir las temperaturas, indicó la OMM.

Entre los eventos climáticos extremos del año pasado, el Caribe y Estados Unidos sufrieron el embate de poderosos huracanes, el Ártico terminó 2017 con el menor mar de hielo para mitad de invierno, y los arrecifes de coral padecieron las altas temperaturas de las aguas tropicales.

"El calor del Ártico ha sido especialmente pronunciado y esto tendrá repercusiones profundas y duraderas en los niveles del mar y en los patrones climáticos en otras partes del mundo", dijo en un comunicado el secretario general de la OMM, Petteri Talaas.

El Acuerdo de París, que entre otras metas busca abandonar los combustibles fósiles este siglo, apunta a mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 grados centígrados respecto de los niveles preindustriales, enfocando los esfuerzos en limitar ese aumento a 1,5 grados.

Un borrador de un reporte científico de la ONU que se filtró muestra que el calentamiento va camino a quebrar la meta de 1,5 grados centígrados establecida en el Acuerdo de 2015 para mitad del siglo, a menos que los gobiernos hagan esfuerzos sin precedentes para alejarse de los combustibles fósiles.

(Reporte de Alister Doyle; Editado en español por Hernán García)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters