Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, habla durante una conferencia de prensa en Estambul, Turquía. 16/04/2017. Hasta 2,5 millones de votos podrían haber sido manipulados en el referendo turco del domingo, que terminó en un estrecho "Sí" para mayores poderes presidenciales, dijo el martes a la radio ORF Alev Korun, una austriaca miembro de la misión de observadores del Consejo de Europa. REUTERS/Murad Sezer

(reuters_tickers)

Por Gulsen Solaker y Tuvan Gumrukcu

ANKARA (Reuters) - Los principales opositores en Turquía comenzaron el martes una batalla para anular un referendo que le dio al presidente Tayyip Erdogan nuevos poderes, mientras que la asociación de abogados y una observadora internacional dijeron que una medida ilegal de las autoridades electorales habría manipulado la votación.

Un desafiante Erdogan, cuya estrecha victoria expuso las profundas divisiones en el país, dijo que la votación del domingo terminó todo el debate sobre una presidencia más poderosa y minimizó las críticas de los observadores europeos.

El primer ministro Binali Yildirim, cuyo cargo dejará de existir cuando entren en vigencia los cambios constitucionales, dijo que Erdogan será invitado a reincorporarse al gobernante Partido AK en cuanto se anuncien los resultados oficiales, una señal de que el gobierno no tiene intención de esperar para ver lo que sucede con las apelaciones opositoras.

Pocos en Turquía esperan que desafíos legales al referendo causen un nuevo conteo de votos. Pero si queda sin resolver, dejará profundos cuestionamientos sobre la legitimidad de una votación que dividió al electorado y cuya campaña generó críticas y preocupación de aliados europeos.

La asociación de abogados de Turquía dijo que una decisión de último minuto del organismo electoral para permitir papeletas no selladas en el referendo iba claramente contra la ley, evitó que se mantuvieran registros adecuados y habría impactado en el resultado.

El opositor Partido Popular Republicano (CHP), que afirmó llevará su denuncia al Tribunal Europeo de Derechos Humanos si es necesario, anunció que presentaría una apelación formal para anular el voto más tarde el martes. El vicepresidente del CHP, Bulent Tezcan, dijo que el número de votos desaparecidos es "inédito", aunque se desconoce la cantidad exacta de votos sin sellos.

Hasta 2,5 millones de votos podrían haber sido manipulados en el referendo, dijo el martes a la radio ORF Alev Korun, una austríaca miembro de la misión de observadores del Consejo de Europa. Afirmó que la policía en la ciudad de Diyarbakir, de mayoría kurda, impidió que dos de sus colegas entraran en los centros de votación.

También mencionó vídeos en las redes sociales que parecen mostrar a gente votando más de una vez, aunque esto tenía que verificarse. "Estas quejas deben tomarse muy en serio y son, en todo caso, de tal magnitud que cambiarían el resultado de la votación", dijo Korun.

(Reporte adicional de Ece Toksabay en Ankara, Daren Butler en Estambul, Shadia Nasralla en Viena, Robine Emmott y Francesco Guarascio en Bruselas; escrito por Nick Tattersall. Editado por Patricio Abusleme/Patricia Avila)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters