Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Papa Francisco saluda mientras celebra la oración del Angelus en la Plaza de San Pedro en El Vaticano, 9 de julio de 2017. REUTERS/Max Rossi/Files

(reuters_tickers)

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El Papa Francisco realizó el martes uno de los cambios más significativos en siglos al proceso de creación de santos de la Iglesia Católica, agregando una nueva categoría para la gente que sacrifica su vida para salvar a otros.

Hasta ahora, el procedimiento que conduce a la santidad -conocido como "causa"- estaba limitado a tres categorías. La causa comienza tras la muerte de una persona.

La primera es el martirio, donde una persona muere por odio al cristianismo. El segundo es si una persona ha vivido una vida cristiana excepcionalmente virtuosa. La tercera, poco usada, se refiere a la gente que haya tenido una reputación de santidad por muchos años tras su muerte.

El Vaticano dijo que el pontífice argentino publicó un decreto que añade una cuarta vía y se aplicaría a la gente que ha tenido una buena vida cristiana y hace algo para salvar a otros a sabiendas de que podría resultar en una muerte cierta y relativamente rápida.

Un ejemplo sería Maximilian Kolbe, un sacerdote polaco en el campo de concentración nazi de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial.

Kolbe se ofreció a ocupar el lugar de un prisionero que había sido condenado a morir de hambre como parte de un castigo colectivo por una fuga de la prisión. Los nazis mataron a Kolbe con una inyección letal de ácido carbónico.

De acuerdo a las reglas anteriores, su causa de santidad comenzó en 1955 y fue elevado a los altares en 1982.

Estos candidatos a la santidad cuyas causas comiencen en el futuro bajo la nueva categoría de ofrecimiento de su propia vida deberán contar, asimismo, con dos milagros atribuidos a su intercesión.

(Reporte de Philip Pullella; editado en español por Carlos Serrano)

Reuters