Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Papa Francisco durante discurso en el Vaticano el 8 de enero de 2017. REUTERS/Alberto Pizzoli

(reuters_tickers)

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El Papa Francisco llamó el lunes a todas las naciones a apoyar un diálogo que disminuya las tensiones en la Península de Corea y a trabajar por un veto legalmente vinculante a las armas nucleares.

En una ponencia anual ante diplomáticos -que ha llegado a ser conocido como su discurso "Estado del Mundo"-, Francisco reiteró además su llamado a que el "status quo" de Jerusalén se mantenga tras la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a la ciudad como la capital de Israel.

Francisco además se refirió al cambio climático, llamando a los países a seguir comprometidos con el acuerdo de París de 2015 sobre la reducción de emisiones de carbono. Trump ha dicho que Estados Unidos se retirará del pacto.

"Es de importancia primordial apoyar todos los esfuerzos para el diálogo en la Península de Corea, a fin de encontrar nuevas formas de superar las disputas actuales, aumentar la mutua confianza y asegurar un futuro pacífico para el pueblo coreano y para el mundo completo", declaró el Pontífice.

El Papa se dirigió a los diplomáticos un día antes de las esperadas conversaciones entre Pyongyang y Seúl sobre la participación de Corea del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang.

A comienzos de mes, luego de que el líder norcoreano Kim Jong Un declaró que tenía un "botón nuclear" listo para ser activado, Trump respondió a través de Twitter que el dispositivo de Estados Unidos era más grande y más poderoso.

"Se tienen que prohibir los armamentos nucleares", afirmó Francisco, citando un documento emitido por el Papa Juan XXIII durante el punto más delicado de la Guerra Fría. El Papa dijo también que "no se puede negar que la conflagración podría empezar por una circunstancia imprevista y casual".

Francisco destacó que la Santa Sede está entre los 122 estados que el año pasado se plegaron a un acuerdo de Naciones Unidas para vetar las armas nucleares. Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y otra naciones boicotearon las negociaciones que condujeron al tratado, comprometiéndose en cambio al Tratado de No Proliferación Nuclear de 1968.

(Reporte de Philip Pullella. Editado en español por Janisse Huambachano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters