Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Papa Francisco usa un brazalete plástico amarillo de identificación mientras da la mano a un hombre durante una visita a un centro de refugiados en una vista pastoral a Bolonia, Italia, el 1 de octubre de 2017. Osservatore Romano/Handout via Reuters ATENCIÓN EDITORES - ESTA IMAGEN FUE ENTREGADA POR TERCEROS. PROHIBIDAS LAS REVENTAS Y ARCHIVAR ESTA IMAGEN. TPX IMAGES OF THE DAY

(reuters_tickers)

Por Philip Pullella

BOLONIA, Italia (Reuters) - El Papa Francisco llamó el domingo a los gobiernos y a las personas a hacer más para ayudar a los migrantes y a no verlos como enemigos, exhibiendo en una muñeca un brazalete plástico de identificación usado por los que buscan asilo.

Francisco visitó un centro de refugiados en las afueras de Bolonia, conocido simplemente como "El Centro". El lugar, administrado por una organización de caridad, alberga a cerca de 1.000 personas que buscan asilo, la mayoría de las cuales arriesgaron sus vidas al cruzar el Mediterráneo desde África y Oriente Medio.

En el lugar, esas personas viven en contenedores grises y otras formas de refugio temporal mientras esperan una respuesta a sus solicitudes de asilo para desplazarse a otras ciudades en Italia.

Muchos de los refugiados y migrantes no tienen documentos y todos usan el brazalete plástico amarillo. El Sumo Pontífice usó uno con su nombre y el número 3900003 en su muñeca derecha, que le fue entregado por un refugiado africano.

"Muchos que no los conocen les tienen miedo. Eso los hace pensar que tienen el derecho de juzgarlos fría y duramente", comentó. El Papa rindió homenaje a los que "nunca llegaron porque fueron comidos por el desierto o el mar".

Unos 600.000 empobrecidos inmigrantes y refugiados han llegado a Italia en menos de cuatro años. En ese período, más de 13.000 han muerto al intentar cruzar el Mediterráneo.

Francisco, que ha hecho de la defensa de los migrantes y refugiados una importante plataforma de su Papado, también criticó el asedio en Internet contra los extranjeros y afirmó que estos son sujetos a "terribles frases e insultos".

"Si miramos a nuestros vecinos sin misericordia, nos arriesgamos a que incluso Dios nos mire sin misericordia", declaró.

La defensa del Papa hacia los migrantes por segunda ocasión en menos de una semana tuvo lugar en momentos en que aumenta la animadversión contra los inmigrantes en Estados Unidos y muchos países europeos, donde la extrema derecha ha logrado avanzar a nivel político.

(Editado en español por Patricio Abusleme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters