Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto del domingo de funcionarios electorales franceses comenzando el recuento de los votos de la elección legislativa en Niza. Jun 11, 2017. El partido del presidente Emmanuel Macron dio un gran paso el domingo para asegurarse una amplia mayoría parlamentaria, mostraron proyecciones tras la primera de las dos rondas de elecciones legislativas, lo que le aseguraría el respaldo necesario para sus reformas promercado. REUTERS/Eric Gaillard

(reuters_tickers)

Por Ingrid Melander y Michel Rose

PARÍS (Reuters) - El partido del presidente Emmanuel Macron dio un gran paso el domingo para asegurarse una amplia mayoría parlamentaria, mostraron proyecciones tras la primera de las dos rondas de elecciones legislativas, lo que le aseguraría el respaldo necesario para sus reformas promercado.

Los resultados confirmaban un nuevo golpe para el partido Socialista y los conservadores, que se han alternado en el poder durante décadas antes de la victoria de Macron en mayo.

Con un 90 por ciento de los votos contabilizados, el partido de centro de Macron - La República en Marcha (LREM) - y sus aliados sumaban un 31,9 por ciento de los sufragios, de acuerdo a los datos dados a conocer por el Ministerio del Interior.

El partido conservador Los Republicanos y sus aliados alcanzaban un 18,9 por ciento, frente a un 13,8 por ciento del Frente Nacional y un 7,45 por ciento de los socialistas.

Las encuestadoras proyectan que la alianza de Macron podría sumar hasta las tres cuartas partes de los escaños en la Cámara baja tras la segunda vuelta de la votación, que tendrá lugar la próxima semana. Diversos sondeos muestran que el partido del presidente lograría entre 390 y 445 puestos de 577 curules en juego.

La victoria le daría a Macron la posibilidad de cumplir con sus promesas de campaña de limpiar la política y aliviar las regulaciones que, según los inversores, asfixian a la segunda mayor economía de la zona euro.

"El pueblo francés ha mostrado que quiere que nos movamos con rapidez", dijo la portavoz gubernamental Christophe Castaner.

Macron quiere una gran revolución de reformas económicas y sociales, incluyendo la flexibilización de las leyes laborales y un cambio radical al sistema de pensiones. Su programa cuenta con un fuerte respaldo de los votantes liberales y con más educación en las grandes ciudades de Francia, pero es menos popular en zonas rurales y de mayor pobreza.

"Francia ha vuelto (....) La próxima semana la Asamblea Nacional mostrará la nueva cara de nuestra república", dijo el primer ministro Edouard Philippe a la televisión local.

La afluencia de votantes marcó un mínimo récord para una elección parlamentaria de posguerra con un 48,6 por ciento del padrón. Tanto socialistas como conservadores instaron a que más gente vote en la segunda vuelta, advirtiendo que es un peligro que se concentre demasiado poder en manos de un solo partido.

La votación se da un mes después de que Macron, un exbanquero de 39 años con poca experiencia política, desafió todos los pronósticos y resultó electo presidente.

(Reporte adicional de Cecile Mantouani, Antoine Boddaert y Laurence Frost; escrito por Ingrid Melander. Editado en español por Pablo Garibian y Patricio Abusleme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters