Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo del logo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México en su sede en Ciudad de México, jun 7, 2017. REUTERS/Carlos Jasso

(reuters_tickers)

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - El partido mexicano gobernante PRI decidirá esta semana si flexibiliza los requisitos para la selección de su abanderado para las elecciones presidenciales del 2018, en momentos en que el izquierdista Andrés Manuel López Obrador gana terreno en las preferencias de los votantes.

Un cambio en sus estatutos permitiría a personajes externos al partido ser abanderados para el 2018, como por ejemplo el actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade, quien no es militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) pero ha ocupado cargos relevantes durante el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa, dijo en una entrevista publicada el lunes por el diario El Universal que "el tiempo de los candados ya pasó", en referencia a los mecanismos de la organización para la postulación de candidatos a cargos de elección popular.

"Hay una propuesta de distintos grupos del priísmo y de distintas entidades de que se flexibilice ese requisito para la participación de ciudadanos simpatizantes y que se puedan incorporar todas las candidaturas para que por esa vía, ciudadanos participantes puedan participar", dijo.

El PRI, que gobernó por siete décadas seguidas hasta que perdió el poder en 2000, realizará el miércoles y jueves unas mesas temáticas a nivel nacional para discutir cambios en sus documentos básicos de cara al 2018. El sábado 12 celebrará una asamblea nacional.

Meade, quien también ha sido mencionado por columnistas y expertos como un posible reemplazo del gobernador del banco central, además fue secretario durante la administración anterior del opositor Partido Acción Nacional (PAN), que arrebató el poder al PRI en 2000 y gobernó hasta el 2012.

El partido oficialista busca relanzarse mientras su popularidad está golpeada por casos de corrupción, rampante violencia del crimen organizado y el débil comportamiento de una economía que no ha logrado despegar pese a la aprobación de una batería de reformas.

El partido del veterano líder izquierdista López Obrador encabeza la intención de voto cuando falta menos de un año para los comicios presidenciales del 2018.

Varios sondeos han revelado que MORENA, fundado en el 2014 por el combativo político de 63 años que buscará la presidencia por tercera ocasión, aparece con un 28 por ciento de las menciones, seguido por el derechista PAN.

(Reporte de Ana Isabel Martínez; Editado por Silene Ramírez)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters