Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Reporteros esperan por anuncios sobre la formación de un nuevo Gobierno en Alemania tras las negociaciones entre partidos conservadores y socialdemócratas en Berlín. Febrero 3, 2018. REUTERS/Axel Schmidt

(reuters_tickers)

Por Andreas Rinke y Michelle Martin

BERLÍN (Reuters) - Los socios conservadores de la canciller alemana, Angela Merkel, y los socialdemócratas del SPD lograron el sábado un acuerdo en materia de energía y agricultura, pero aún estaban en disputa por las políticas de salud durante sus negociaciones para formar un Gobierno, más de cuatro meses después de las elecciones.

Los dos partidos buscan sellar un acuerdo antes del domingo para renovar la "gran coalición" que ha gobernado desde 2013 la mayor economía de Europa. Pero algunos políticos dicen que las negociaciones para una alianza podrían alargarse hasta el lunes o el martes.

La vicepresidenta del SPD, Manuela Schwesig, instó a los políticos conservadores a comprometerse para abolir los contratos de plazo fijo de los trabajadores y reformar el sistema de salud de Alemania, que cuenta con segmentos públicos y privados.

"No creo que la señora Merkel pueda explicar por qué no hay ninguna concesión en estos temas", dijo al llegar a las negociaciones del sábado.

El SPD desea probar a sus miembros escépticos que podrá impulsar las políticas centrales del partido en su rol de socio menor de una "gran coalición" de Gobierno en Alemania.

Muchos de los 443.000 militantes del SPD -que tendrán la oportunidad de votar sobre cualquier acuerdo de coalición- preferirían que su partido se convierta en oposición en lugar de firmar otra alianza con Merkel, después de que los socialdemócratas sufrieron su peor resultado electoral desde la posguerra en las elecciones de septiembre.

El sistema de salud es un gran obstáculo en las negociaciones y fuentes de los partidos dicen que Merkel y su aliado bávaro Horst Seehofer debatieron el asunto el sábado antes de una reunión con el SPD.

Los conservadores rechazan sustituir el actual sistema con un "seguro ciudadano", como lo denomina el SPD, y ahora las conversaciones se centrarán previsiblemente en mejorar la posición de quienes tienen seguro público, por ejemplo cambiando las normas de facturación de los médicos, que ganan más tratando pacientes en la sanidad privada y a menudo la favorecen.

No se espera que los partidos logren acuerdos sobre los asuntos más controvertidos, que incluyen políticas de mercado sobre las condiciones de trabajo y atención de salud, hasta el final de las conversaciones.

El viernes, las formaciones alcanzaron un acuerdo sobre migración, que confirma el borrador de enero, con el que no se prevé que la inmigración supere los 220.000 personas al año.

(Reporte adicional de Sabine Siebold; escrito por Michelle Martin. Editado en español por Marion Giraldo y Rodrigo de Miguel)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters