Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una persona postulando a un empleo en una feria laboral en Los Angeles, EEUU, ene 26, 2017. El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó la semana pasada a casi un mínimo en 43 años, ante una mejoría del mercado laboral que podría apuntalar un crecimiento más veloz de los salarios. REUTERS/Lucy Nicholson

(reuters_tickers)

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, (Reuters) - El número de estadounidenses que pidió beneficios por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada hasta cerca de mínimos de 43 años, en medio de un mercado laboral cada vez más ajustado que podría elevar los salarios.

Otro reporte publicado el jueves mostró que los inventarios mayoristas subieron en diciembre por segundo mes consecutivo y que las ventas anotaron su mayor incremento desde 2011, más señales de confianza en la economía de Estados Unidos y de un fortalecimiento de la demanda.

Los pedidos iniciales de subsidios estatales por desempleo bajaron en 12.000 a una cifra desestacionalizada de 234.000 en la semana que terminó el 4 de febrero, dijo el Departamento del Trabajo. La cifra quedó justo por encima del mínimo de 43 años de 233.000 de inicios de noviembre.

Las solicitudes han permanecido ahora por debajo de 300.000, el umbral asociado con la fortaleza del mercado laboral, por 101 semanas consecutivas. Se trata de la racha más extensa desde 1970, cuando el mercado laboral estadounidense era mucho más pequeño.

"No hay señales de un repunte de los despidos. Continuamos viendo señales de extremadamente pocos despidos a partir del dato de pedidos de subsidios, una evidencia de que las empresas están intentando retener a sus trabajadores en medio de un mercado laboral ajustado", dijo John Ryding, economista jefe de RDQ Economics en Nueva York.

El mercado laboral de Estados Unidos ahora está cerca del pleno empleo, ya que la tasa de desocupación llegó a 4,8 por ciento, después de tocar un mínimo de más de nueve años de 4,6 por ciento en noviembre. La economía creó 227.000 puestos de trabajo en enero.

La mejoría constante de las condiciones del mercado laboral podría elevar los salarios, que han permanecido contenidos pese a la evidencia de que más firmas compiten por contar con trabajadores calificados.

Un débil aumento salarial, de mantenerse, podría afectar el gasto de los consumidores y perjudicar el crecimiento económico.

En otro reporte emitido el jueves, el Departamento de Comercio dijo que los inventarios mayoristas subieron 1 por ciento luego de anotar un alza similar en noviembre. La fuerte acumulación de inventarios, sin embargo, sugiere que en los próximos meses el ritmo de la inversión se moderará.

Los inventarios mayoristas excluyendo a autos, el componente de este reporte que aporta al cálculo del Producto Interno Bruto (PIB), subieron un 0,9 por ciento en diciembre. En tanto, las ventas mayoristas crecieron un 2,6 por ciento en diciembre, el mayor incremento desde marzo de 2011, tras un alza de un 0,5 por ciento en noviembre.

(Reporte de Lucia Mutikani. Editado en español por Marion Giraldo)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters