Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de Pekín durante una jornada de gran contaminación. 26 enero 2017. La capital de China, Pekín, intensificará este año su combate contra la contaminación del aire e intentará reducir en un 30 por ciento el uso del carbón, afirmó el alcalde Cai Qi, según la agencia estatal de noticias Xinhua. REUTERS/Stringer

(reuters_tickers)

PEKÍN (Reuters) - La capital de China, Pekín, intensificará este año su combate contra la contaminación del aire e intentará reducir en un 30 por ciento el uso del carbón, afirmó el alcalde Cai Qi, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

Pese a las repetidas promesas de adoptar iniciativas más duras, grandes partes del norte y el centro de China volvieron a quedar envueltas en un espeso "smog" este invierno boreal, a veces durante días, obligando a suspender vuelos, operaciones portuarias y el funcionamiento de las escuelas.

Cai dijo que el Gobierno pondrá en marcha aún más medidas este año, incluida la reducción de la utilización del carbón ayudando a los residentes de 700 poblaciones a que usen energías limpias, indicó Xinhua.

"Básicamente, este año intentaremos impedir el uso del carbón en seis grandes distritos y en las zonas de la planicie sur de Pekín", afirmó Cai. "Reduciremos en un 30 por ciento el uso del carbón, hasta menos de 7 millones de toneladas en 2017", agregó.

Pekín retirará también de la circulación a 300.000 vehículos viejos este año y promoverá el uso de autos con nuevas energías, indicó Xinhua.

Cai declaró que es necesario tener una mayor coordinación regional.

"Es una tarea urgente para Pekín y sus áreas vecinas trabajar juntos y mejorar la calidad del aire en la región", dijo.

(Reporte de Ben Blanchard; editado en español por Carlos Serrano)

Reuters