Reuters internacional

Una orden de arresto internacional emitida por el Ministerio del Interior del Perú, que ofrece 100.000 soles peruanos (31.000 dólares) para obtener información sobre el paradero del ex presidente Alejandro Toledo, en Lima, Perú. Imagen entregada el 10 de febrero 2017.El Gobierno peruano colocó el viernes al ex presidente Alejandro Toledo en la lista de los criminales más buscados del país y ofreció una recompensa por su captura, luego de que la justicia ordenó su arresto tras ser acusado de recibir millonarios sobornos de la brasileña Odebrecht. Peruvian Police/Handout via Reuters

(reuters_tickers)

Por Teresa Cespedes

LIMA (Reuters) - Perú dijo el viernes contar con información que indica que el ex presidente Alejandro Toledo estaría en Estados Unidos intentando fugarse a Israel, luego de una orden de arresto en el país por acusaciones de que recibió millonarios sobornos de la brasileña Odebrecht.

Toledo fue colocado en una lista de los criminales más buscados de Perú y el Ministerio del Interior ofreció una recompensa internacional de 100.000 soles (30.600 dólares) por cualquier información que lleve a su captura.

La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) informó en un comunicado que ya se logró que la Interpol proceda a activar la alerta roja a 190 países para la búsqueda y captura de Toledo, cuyo último paradero conocido era París, Francia.

"Se le ha solicitado a las autoridades de Estados Unidos colaborar con su detención y expulsión", dijo. "Las autoridades de Israel también han sido alertadas de la posibilidad de que el referido requisitoriado quiera ingresar a su país", agregó en la nota.

La justicia peruana ordenó el jueves la detención preventiva de Toledo por 18 meses, luego de que la fiscalía lo acusó de recibir pagos ilícitos de Odebrecht por unos 20 millones de dólares a cambio de la concesión de dos tramos de la carretera interoceánica durante su Gobierno en 2005.

Según la fiscalía, existe evidencia de que unos 11 millones de dólares de ese monto fueron transferidos a la cuenta del socio de Toledo, el empresario peruano israelí Josef Maiman, quien estaría involucrado en los pagos de sobornos de Odebrecht.

El abogado de Toledo, Heriberto Benítez, dijo el viernes que el ex mandatario no está prófugo sino que "esperará" a que la justicia defina la apelación en segunda instancia al fallo que ordenó su arresto. "Le recomiendo a Alejandro Toledo que no venga a Perú, no hay garantías para el debido proceso", agregó.

La ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, afirmó que Toledo tendrá el "debido proceso y las garantías". "Si él señala que no es responsable, pues que venga si no tiene nada que temer y que responda ante la justicia", agregó.

Toledo gobernó Perú entre 2001 y 2006 tras un escándalo de corrupción en la gestión de su predecesor Alberto Fujimori, que se refugió en Japón a fines de 2000. Fujimori cumple una condena de 25 años por corrupción y violaciones a los derechos humanos.

"Perú no se merece que otro presidente se fugue, sería la tercera vez en nuestra historia", dijo el ministro del Interior, Carlos Basombrío, a medios de prensa.

Odebrecht, involucrada en el mayor escándalo por sobornos de la historia de Brasil, reconoció en un acuerdo judicial en Estados Unidos en diciembre que pagó unos 29 millones de dólares para ganar la concesión de obras públicas en Perú entre 2005 y 2014 durante los gobiernos de Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

(Reporte de Teresa Céspedes, con reporte adicional de Úrsula Scollo, editado por Patricio Abusleme, Juana Casas y Silene Ramírez)

Reuters

 Reuters internacional