Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de Machu Picchu en Cusco, Perú, dic 2, 2014. El gobierno peruano aprobó las modificaciones a un contrato para iniciar en dos días la construcción de un nuevo aeropuerto en la región andina del Cusco por unos 500 millones de dólares, dijo el miércoles el ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra. REUTERS/Enrique Castro-Mendivil/Files

(reuters_tickers)

LIMA (Reuters) - El gobierno peruano aprobó las modificaciones a un contrato para iniciar en dos días la construcción de un nuevo aeropuerto en la región andina del Cusco, dijo el miércoles el ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra.

El Gobierno postergó esta semana la construcción del aeropuerto internacional de Chinchero -un proyecto de unos 500 millones de dólares- a pedido de congresistas, luego que la firma de una adenda con cambios en el contrato original fue cuestionado por expertos.

El consorcio Kuntur Wasi, del holding argentino Corporación América y el peruano Andino Investment Holding, ganó la concesión del proyecto en abril del 2014 y estaba a la espera de la firma de la adenda con el Gobierno.

"En el Consejo de Ministros se ha tomado la decisión de respaldar al Ministerio de Transportes y Comunicaciones en la decisión de suscribir esta modificación contractual que reduce los costos de manera significativa de este proyecto", afirmó Vizcarra en conferencia de prensa.

"Hasta el día de hoy no hemos recibido respuesta (del Congreso) y sin embargo, tenemos información que congresistas del mismo partido político dicen que van a apoyar decididamente la construcción de este proyecto", agregó.

El terminal de Chinchero es parte de un conjunto de obras de infraestructura en asociación público-privada que el Gobierno busca impulsar para dinamizar la economía, en medio de una caída de la inversión privada.

Algunos expertos señalan que con la firma de la adenda el riesgo financiero se trasladaría al Estado, que se comprometería a pagar 265 millones de dólares para el inicio de los trabajos.

Según el contrato inicial del proyecto, el consorcio debía acreditar que tenía los recursos para financiar la construcción del aeropuerto y asumir los riesgos del financiamiento.

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, ha defendido los cambios al contrato porque el Estado se ahorraría 590 millones de dólares de intereses, un monto que podría destinarse al Cusco para obras de saneamiento y pistas.

Este nuevo terminal, que estará ubicado a 29 kilómetros de la ciudad del Cusco, tendrá una capacidad para recibir a 7,5 millones de pasajeros al año, tres veces más que la capacidad del aeropuerto actual.

Cusco alberga la ciudadela inca Machu Picchu, la atracción turística más visitada del país, construida con piedras en la cima de una montaña y considerada entre las siete nuevas maravillas del mundo.

(Reporte de Teresa Céspedes, editado por Javier Leira)

Reuters