Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logo de la petrolera Petrobras en una sede de la compañía en Vitoria, Brasil. 10 de abril de 2017. Petróleo Brasileiro SA, la petrolera controlada por el Estado, no cumplió con las estimaciones de ganancias para el cuarto trimestre porque los ingresos fueron menores a las expectativas. REUTERS/Paulo Whitaker

(reuters_tickers)

Por Guillermo Parra-Bernal y Marta Nogueira

SAO PAULO/RÍO DE JANEIRO (Reuters) - Petróleo Brasileiro SA recortó la deuda un 20 por ciento y tuvo un flujo de caja positivo por séptimo trimestre consecutivo durante los últimos tres meses del 2016, en una nueva señal de recuperación de la petrolera controlada por el Estado pese a que no cumplió con las estimaciones de ganancias para el período.

Según un comunicado divulgado el martes, Petrobras ganó 2.510 millones de reales (812 millones de dólares) el trimestre pasado, revirtiendo una pérdida de 16.458 millones de reales del período julio-septiembre.

Drásticos recortes de costos y la mayor productividad de los pozos ayudaron a compensar la tendencia de ingresos más débiles, principal motivo de que la compañía no cumpliera con las estimaciones de ganancias.

El promedio de estimaciones de analistas compiladas por Thomson Reuters preveía una ganancia de 3.703 millones de reales en el cuarto trimestre. La deuda neta cayó un 20 por ciento, más que lo esperado, a 314.120 millones de reales, gracias a un real más fuerte y a una caída en los costos de endeudamiento en la mayor economía de América Latina.

Los resultados resaltan el éxito del presidente ejecutivo Pedro Parente en limpiar un balance con inversiones poco realistas y en reducir una carga de deuda que es la mayor entre las principales petroleras el mundo.

El flujo de caja -dinero que se deja para los tenedores de bonos y acciones después de pagar los gastos operacionales y financieros- alcanzó los 11.953 millones de reales, una baja del 27 por ciento frente al tercer trimestre pero en línea con la mayoría de las estimaciones. Dicho indicador es clave para la meta de Petrobras de reducir deuda.

"Tuvimos buenos resultados en el trimestre, pero el trabajo está lejos de estar hecho. La deuda de la compañía aún es muy alta", dijo Parente a periodistas en un evento para discutir los resultados. "Felizmente, las cifras operacionales son muy alentadoras", agregó.

Los ingresos netos totalizaron 70.489 millones de reales, mayormente estables en comparación al tercer trimestre, pero por debajo del consenso de estimaciones de 74.762 millones de reales.

(1 dólar = 3,0891 reales)

(Reporte adicional de Gustavo Bonato en Sao Paulo; editado en español por Manuel Farías)

Reuters