Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo: El presidente de Chile, Sebastián Piñera, saluda a una multitud tras firmar un protocolo de inversión económica en la ciudad de Cartagena, Colombia, el 10 de febrero del 2014. El ex mandatario chileno Sebastián Piñera oficializó el martes su candidatura para competir en la próxima elección presidencial, con la promesa de que impulsará a una debilitada economía, creará más empleos y mejorará la educación y la salud. REUTERS/José Miguel Gómez

(reuters_tickers)

Por Antonio De la Jara

SANTIAGO (Reuters) - El ex mandatario chileno Sebastián Piñera oficializó el martes su candidatura para competir en la próxima elección presidencial, con la promesa de que impulsará a una debilitada economía, creará más empleos y mejorará la educación y la salud.

Fortalecido por el favoritismo en las encuestas pese a denuncias de posibles irregularidades en sus negocios durante su gobierno anterior (2010-2014), Piñera aseguró que Chile enfrenta el camino de avanzar o estancarse bajo la actual coalición oficialista de centroizquierda Nueva Mayoría.

Piñera, dueño de una de las mayores fortunas del país, anunció su candidatura en un acto masivo en un parque de la capital chilena, en el que criticó la marcha de la nación sudamericana y el bajo crecimiento del mayor productor mundial de cobre en los últimos años.

"Hoy anuncio mi decisión de postular nuevamente a la presidencia de la República (...) dada la difícil encrucijada que vive Chile y la importancia decisiva de esta elección para los chilenos, siento que mi deber es asumir este liderazgo y desafío", declaró Piñera ante cientos de participantes.

El ex gobernante aseguró que una de sus prioridades será lograr que el país vuelva a crecer y crear empleos, junto con mejorar la seguridad. También fortalecerá la libertad de enseñanza bajo un sistema público-privado, en la dirección opuesta a la reforma educacional que impulsa la gobernante Michelle Bachelet.

Piñera lidera con casi un 30 por ciento las preferencias en los sondeos, seguido más atrás por el senador oficialista Alejandro Guillier, un reconocido periodista que tuvo una fuerte irrupción hacia fines del año pasado pero que ha perdido impulso en medio de divisiones dentro de la coalición gobernante.

Con todo, el favorable panorama electoral que enfrenta el ex mandatario podría encontrar baches en su carrera presidencial, ya que la fiscalía chilena lo investiga por una eventual negociación incompatible y uso de información privilegiada por una inversión de su familia en una pesquera peruana, cuando Santiago y Lima tenían una disputa marítima y él gobernaba.

"Con respecto a la administración de mi patrimonio, como candidato y si soy elegido presidente, cumpliré estrictamente con la ley de probidad. No participaré en la administración ni gestión de ninguna empresa y tomaré todas las medidas necesarias para separar totalmente mi rol de presidente", agregó.

(Reporte de Antonio de la Jara. Editado por Ricardo Figueroa y Carlos Aliaga)

Reuters