Reuters internacional

Soldados montan guardia junto a paquetes de cocaína tras incautación por parte de policía colombiana de más de seis toneladas de la droga en Barranquilla, Colombia, el 2 de abril de 2017. La policía de Colombia confiscó más de seis toneladas de cocaína ocultas en contenedores repletos de chatarra que iban a ser enviados en un barco hacia España, uno de los mayores decomisos en la historia de la lucha contra el narcotráfico en el país sudamericano, informó el domingo el ministro de Defensa. Colombian Police/Handout via REUTERS ATENCIÓN EDITORES - ESTA FOTO FUE ENTREGADA POR TERCEROS. SÓLO PARA USO EDITORIAL - RTX33R9X

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - La policía de Colombia confiscó más de seis toneladas de cocaína ocultas en contenedores repletos de chatarra que iban a ser enviados en un barco hacia España, uno de los mayores decomisos en la historia de la lucha contra el narcotráfico en el país sudamericano, informó el domingo el ministro de Defensa.

La cocaína, perteneciente al Clan del Golfo -la principal banda criminal del país- se encontró en el terminal marítimo de Barranquilla, sobre el Mar Caribe, y tiene un costo superior a los 200 millones de euros.

"La Policía Nacional ha incautado el tercer cargamento más grande en territorio continental colombiano en la historia, 6 toneladas y 152 kilos de cocaína pura", dijo a periodistas el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, quien precisó que el cargamento tenía como destino el puerto de Algeciras, en España.

Colombia, considerado uno de los principales productores mundiales de cocaína, tiene capacidad para fabricar anualmente 646 toneladas métricas de la droga, de acuerdo con Naciones Unidas. En la actividad ilegal están implicados grupos de narcotraficantes, bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha y la guerrilla izquierdista.

El Clan del Golfo, conformado por al menos 2.000 hombres, es liderado por el prófugo Darío Antonio Úsuga, alias "Otoniel". Estados Unidos ofrece una recompensa de hasta cinco millones de dólares por información que permita su captura.

Las bandas criminales, acusadas de enviar toneladas de cocaína a los cárteles mexicanos, a Estados Unidos y a Europa, se convirtieron en un objetivo prioritario para Washington, el principal aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico.

Las Fuerzas Armadas de Colombia confiscaron una cifra récord de 378,3 toneladas de cocaína en el 2016 y en lo que va del 2017 el número asciende a 103 toneladas, precisó Villegas.

(Reporte de Luis Jaime Acosta y Nelson Bocanegra, editado por Paatricia Avila)

Reuters

 Reuters internacional