Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía asegura el aréa de la explosión fuera del tribunal de Izmir, Turquía. 5 de enero 2017. La policía turca abatió a tiros a dos atacantes y buscaba a un tercero después de que un automóvil explotó el jueves al exterior de un tribunal en la ciudad de Esmirna, en la costa del Mar Egeo, hiriendo al menos a 10 personas, informaron medios estatales y funcionarios locales.REUTERS/Hakan Akgun

(reuters_tickers)

Por Nevzat Devranoglu y Tuvan Gumrukcu

ANKARA (Reuters) - Presuntos militantes kurdos se enfrentaron el jueves a la policía y detonaron un coche bomba en el oeste de Turquía después de que su vehículo fue detenido en un puesto de control, provocando la muerte de un agente y de un empleado de un tribunal.

La explosión y el tiroteo al exterior del principal tribunal de Esmirna, la tercera mayor ciudad de Turquía, puso de manifiesto el deterioro de la seguridad en el país cinco días después de que un hombre armado matara a 39 personas en un club nocturno de Estambul en Año Nuevo.

El viceprimer ministro Veysi Kaynak dijo que al parecer se estaba planeando un atentado mucho mayor, basándose en las armas halladas en el lugar del incidente en Esmirna, situada en la costa del Mar Egeo. El gobernador local informó que entre las armas hay rifles Kalashnikov, granadas de mano y munición para lanzacohetes.

"De acuerdo a los preparativos, las armas, las bombas y la munición incautadas, se entiende que se estaba planeando una gran atrocidad", comentó Kaynak a los periodistas.

La policía turca abatió a tiros a dos atacantes y buscaba a un tercero, según una fuente policial y la agencia estatal de noticias Anadolu. Dos personas que aparentemente vendieron a los asaltantes el vehículo usado en el ataque fueron detenidas más tarde, indicaron fuentes de la seguridad.

Las primeras pesquisas indicaron que los responsables de la acción era militantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), señaló el gobernador de Esmirna, Erol Ayyildiz.

Aseguró que un segundo vehículo fue detonado en una explosión controlada. Anadolu dijo que la policía sospecha que los asaltantes planeaban escapar en ese automóvil.

Turquía es un país miembro de la OTAN que forma parte de la coalición liderada por Estados Unidos que combate a Estado Islámico en Siria, al tiempo que se enfrenta también a una insurgencia del PKK en el sureste de mayoría kurda.

(Reporte adicional de Ece Toksabay y Orhan Coskun en Ankara; Humeyra Pamuk, Can Sezer, Ceyda Caglayan, Birsen Altayli y Daren Butler en Estambul; escrito por Nick Tattersall; editado en español por Carlos Serrano)

Reuters