Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, participantes en las reuniones de paz en la capital kazaja de Astaná, el 23 de enero de 2017. Rusia, Turquía e Irán estaban trabajando el martes en un comunicado para reafirmar un frágil alto el fuego entre los bandos en el conflicto sirio que pueda acordar el establecimiento de un mecanismo para observar su cumplimiento y allanar el camino para un acuerdo de paz liderado por la ONU. REUTERS/Mukhtar Kholdorbekov

(reuters_tickers)

Por Suleiman Al-Khalidi y John Irish

ASTANÁ (Reuters) - Rusia, Turquía e Irán apoyaron el martes una inestable tregua entre las partes enfrentadas en Siria y acordaron vigilar su cumplimiento, pero en el campo de batalla los rebeldes siguieron enfrentándose, lo que podría socavar el acuerdo.

Después de dos días de negociaciones, el ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Kairat Abdrakhmanov, dijo que se había acordado en un comunicado final establecer un sistema para "observar y asegurar el pleno cumplimiento del alto al fuego, prevenir cualquier provocación y determinar todas las modalidades" del cese de las hostilidades.

El jefe negociador del gobierno sirio, Bashar Ja'afari, dijo que continuaría una ofensiva contra los rebeldes al oeste de Damasco. Los opositores dicen que esta es una violación importante del cese al fuego acordado el 30 de diciembre.

En tanto, el negociador de la oposición Mohammad Alloush dijo tener reservas sobre un comunicado que, a su juicio, legitima "el derramamiento de sangre" provocado por Irán y no aborda el papel de las milicias chiíes que combaten a los rebeldes.

En el noroeste de Siria hubo fuertes enfrentamientos entre el grupo yihadista Jabhat Fateh al-Sham y las facciones de Ejército de Siria Libre que estuvieron representados en las conversaciones en la capital de Kazajistán.

Los grupos del Ejército de Siria Libre todavía están recuperándose tras ser expulsados ​​de Alepo el mes pasado por las fuerzas gubernamentales y sus aliados. Cualquier pérdida adicional de territorio en su principal bastión del norte podría dejarlos demasiado débiles para alcanzar logros significativos en la negociación de paz.

Las conversaciones representan un éxito para Moscú, que se ha convertido en el principal apoyo de Damasco desde su intervención militar en septiembre de 2015 para apuntalar a Bashar al-Assad. "Hemos conseguido... dar a luz al proceso de Astaná", dijo a periodistas el jefe de la delegación rusa, Alexander Lavrentyev.

El texto final no entró en ningún detalle más allá de reafirmar el alto el fuego pactado entre Turquía y Rusia del 30 de diciembre.

(Reporte adicional de Kinda Makieh y Denis Dyomtkin. Editado en español por Rodrigo Charme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters