Por Daniel Ramos y Vivian Sequera

LA PAZ, 31 oct (Reuters) - El presidente de Bolivia, Evo Morales, y su más cercano rival electoral, Carlos Mesa, llamaron el jueves a la calma tras la muerte de dos personas en el este del país, en incidentes vinculados a las protestas desatadas después de los comicios del 20 de octubre.

Las muertes ocurridas el miércoles en un municipio de Santa Cruz fueron las primeras confirmadas por el gobierno en medio del estallido de manifestaciones callejeras tras el resultado de las elecciones que dieron el triunfo a Morales pero fueron cuestionadas por la oposición.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió abruptamente la publicación de un recuento parcial de votos de la jornada electoral, que mostraba que Morales debería medirse a el expresidente Mesa en una segunda vuelta el 15 de diciembre.

Al reanudarse el conteo de votos, un día después, cambió la tendencia en favor del mandatario y el recuento final, divulgado el 25 de octubre, mostró que Morales, de Movimiento Al Socialismo (MAS), obtuvo 47,08% frente a 36,51% de Mesa, de la agrupación Comunidad Ciudadana, suficiente para evitar un balotaje.

El presidente pidió el jueves a los opositores suspender sus bloqueos y manifestaciones hasta que termine una auditoría de la votación en manos de técnicos de la Organización de los Estados Americanos (OEA), acompañada por España, México y Paraguay.

La OEA dijo en un comunicado que los puntos que se revisarán en la auditoría -verificación de actas, papeletas, votos y aspectos informáticos, entre otros- "fueron expresados en conversación telefónica con el ex Presidente Carlos Mesa, quien había expresado su acuerdo respecto a los mismos".

Como "empieza la auditoría correspondiente, pido a quienes están en paro y bloqueo levantar y dar cuarto intermedio (pausa) en sus movilizaciones hasta que la OEA y delegados de tres países den su informe correspondiente", dijo Morales en una declaración ante periodistas en la casa de gobierno.

El canciller Daniel Pary dijo que la auditoría, que se inicia el miércoles, duraría dos semanas, aproximadamente. El resultado de la auditoría es vinculante para las partes. Sectores de la oposición demandan un balotaje o nuevas elecciones para calmar la agitación callejera.

El Gobierno dijo que Mario Salvatierra, de 55 años y Marcelo Terrazas, de 41, murieron en una localidad del departamento de Santa Cruz, y que otros seis hombres resultaron heridos en un incidente del que gobierno y oposición se acusan mutuamente.

"Usted es el responsable de todos estos ataques y agresiones. Usted señor Mesa es el responsable", dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Mesa, de 66 años y quien fue presidente de Bolivia de 2003 al 2005, dijo en un video en su cuenta de Twitter que las muertes era responsabilidad de los partidarios del gobierno.

"Son víctimas de acciones, con intención de matar, protagonizadas por militantes del MAS", dijo Mesa.

Agregó que la movilización de opositores debe seguir, pero los exhortó a replegarse si surge violencia por parte del MAS.

(Reporte de Daniel Ramos y Vivian Sequera, editado por Gabriela Donoso)

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes