Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, antes de abordar su avión en la base de la Fuerza Aérea Andrews en Maryland de cara a una visita en terreno para verificar los esfuerzos de ayuda en Florida tras el paso del huracán Irma, sep 14, 2017. REUTERS/Jonathan Ernst

(reuters_tickers)

Por Andrew Innerarity

HOLLYWOOD, EEUU (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitará la devastada Florida tras el paso del huracán Irma el jueves, donde la policía investiga la muerte de ocho pacientes dentro de un asilo de ancianos luego de que se cortó la luz debido al fenómeno climático.

La policía en Hollywood, al norte de Miami, abrió una investigación criminal el miércoles tras hallar a tres pacientes muertos en el Centro de Rehabilitación de Hollywood Hill, una instalación que estaba operando con poco o sin aire acondicionado.

Otros cuatro pacientes murieron en o en camino al hospital y posteriormente se determinó que un quinto falleció la noche previa, dijeron funcionarios.

Irma dejó 81 muertos, más de la mitad en islas del Caribe golpeadas con fuerza, y funcionarios seguían evaluando los daños del segundo gran huracán que ha afectado a Estados Unidos continental este año.

Trump visitará Fort Myers, en el sudoeste de Florida, un área muy golpeada por la tormenta, para ser informado sobre el fenómeno. Luego viajará al sur a Naples, Florida, para reunirse con residentes que lidian con las consecuencias de la tormenta, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

"La devastación provocada por el huracán Irma fue mucho mayor, al menos en ciertos lugares, a lo que se podría pensar, ¡pero personas increíbles trabajan duro!", comentó el mandatario en una publicación en Twitter el martes.

Irma, una de las tormentas tropicales más poderosas que se ha desatado en el Atlántico, pasó por el Caribe con una fuerza devastadora y afectó la costa norte de Cuba la semana pasada.

El domingo llegó a las cadenas de islas de los Cayos de Florida, con vientos sostenidos de 215 kilómetros por hora, para luego avanzar a la costa de Florida del lado del Golfo de México y disiparse.

Además de graves inundaciones en Florida y daños a la propiedad en los Cayos, los residentes enfrentaron apagones generalizados de electricidad que inicialmente dejaron a más de la mitad del estado en la oscuridad. Unas 4,3 millones de viviendas y locales comerciales aún estaban sin energía el miércoles en Florida y estados adyacentes.

Las pérdidas totales aseguradas que dejó la tormenta ascenderían a unos 25.000 millones de dólares, incluyendo 18.000 millones de dólares en Estados Unidos y 7.000 millones de dólares en el Caribe, estimó el miércoles Karen Clark & Company.

Irma azotó a Florida unas dos semanas después de que el huracán Harvey afectó a Houston, con un saldo de unos 60 muertos y daños por 180.000 millones de dólares, mayormente por inundaciones.

(Reporte adicional de Zachary Fagenson en Cayo Hueso, Daniel Trotta en Orlando, Florida; Dan Whitcomb en Los Angeles; Letitia Stein en Detroit, Keith Coffman en Denver,; Colleen Jenkins en Winston-Salem, Carolina del Norte, Brendan O'Brien en Milwaukee y Gina Cherelus, Peter Szekeley, Scott DiSavino y Joseph Ax en Nueva York. Editado en español por Patricio Abusleme)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters