Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto (a la izquierda en la imagen), en el nombramiento del ex secretario de Hacienda Luis Videgaray como canciller en Ciudad de México, ene 4, 2017. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, nombró el miércoles al ex secretario de Hacienda Luis Videgaray como nuevo jefe de la diplomacia, cuatro meses después de haberlo sustituido tras una controvertida visita de Donald Trump al país. REUTERS/Edgard Garrido

(reuters_tickers)

Por Noe Torres

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - El presidente de México, Enrique Peña Nieto, nombró el miércoles al ex secretario de Hacienda Luis Videgaray como nuevo jefe de la diplomacia, cuatro meses después de haberlo sustituido tras una controvertida visita de Donald Trump al país.

Videgaray, un cercano aliado de Peña que renunció en septiembre tras haber sido señalado como el organizador de la visita del entonces candidato republicano, tendrá entre sus misiones un acercamiento al gobierno de Donald Trump en Estados Unidos.

"Ante el cambio de Gobierno en Estados Unidos el próximo 20 de enero, la instrucción del secretario Videgaray es acelerar el diálogo y los contactos para que desde el primer día de la nueva administración se puedan establecer las bases de una relación de trabajo constructiva", dijo Peña al anunciar el nombramiento del secretario de Relaciones Exteriores.

Trump dijo durante su campaña que revisaría o cancelaría el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), prometió construir un muro en la frontera con México para evitar el paso de migrantes ilegales, frenar las remesas que trabajadores mexicanos en Estados Unidos envían a sus familias y deportar a millones de extranjeros.

El fabricante de autos estadounidense Ford canceló el martes una nueva planta en México, una inversión que había sido duramente criticada por Trump.

El presidente electo estadounidense también amenazó el martes a la automotriz General Motors con un "gran impuesto" por ensamblar un modelo en México y luego venderlo a concesionarios de Estados Unidos libre de gravamen.

En otro asunto, Peña Nieto defendió el aumento de hasta un 20 por ciento en los precios de la gasolina este mes, que ha alentado protestas y bloqueos de calles y autopistas que ha provocado un desabastecimiento de combustible en varios lugares.

Consideró que el alza es una medida "responsable" ya que de no subir los precios de las gasolinas "serían más dolorosos los efectos y consecuencias" en la economía del país, dijo el mandatario tras explicar que el aumento se debe principalmente a su alineación con los precios internacionales del crudo.

(Escrito por Verónica Gómez Sparrowe)

Reuters