Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, habla a los medios en Bruselas. 21 febrero 2017. El presidente de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jeroen Dijsselbloem, rechazó el miércoles los pedidos de dimisión liderados por Portugal, pero dijo que lamenta sus comentarios que insinuaron que los países del sur de Europa despilfarraron su dinero en "alcohol y mujeres". REUTERS/Francois Lenoir

(reuters_tickers)

Por Axel Bugge y Andrei Khalip

LISBOA (Reuters) - El presidente de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jeroen Dijsselbloem, rechazó el miércoles los pedidos de dimisión liderados por Portugal, pero dijo que lamenta sus comentarios que insinuaron que los países del sur de Europa despilfarraron su dinero en "alcohol y mujeres".

El primer ministro portugués, Antonio Costa, describió las declaraciones de Dijsselbloem como "racistas, xenófobas y sexistas", agregando que Europa solo perderá credibilidad si el holandés no renuncia.

La polémica reavivó la ira de los países del sur de Europa por las duras medidas de austeridad que tuvieron que aprobar durante la crisis de deuda de la zona euro, enfrentando a las ricas naciones prestamistas del norte con las más pobres y endeudadas del sur.

"Europa sólo será creíble como un proyecto común el día en que el señor Dijsselbloem deje de encabezar el Eurogrupo y pida disculpas de forma clara a todos los países y personas que fueron profundamente ofendidos por sus comentarios", dijo Costa.

El ex primer ministro italiano Matteo Renzi dijo que "si quiere ofender a Italia debería hacerlo en el bar deportivo que hay debajo de su casa, no en su papel institucional". El europarlamentario español Esteban González Pons calificó sus palabras como una ofensa "a los países del sur y a las mujeres con su declaración racista y machista".

El presidente del Eurogrupo sugirió el fin de semana en una entrevista con el periódico alemán Frankfurter Allgemaine Zeitung que los países más ricos del norte de Europa mostraron su solidaridad con el sur dándoles ayuda financiera durante la crisis de la zona euro.

"Como socialdemócrata, creo que la solidaridad es extremadamente importante. Pero quien la pide también tiene obligaciones. No puedo gastar todo mi dinero en alcohol y mujeres y luego pedirte ayuda. Este principio se aplica a nivel personal, local, nacional e incluso europeo", dijo al diario.

Dijsselbloem aseguró el miércoles que no tiene intención de dimitir y que lamenta las ofensas provocadas por sus palabras, que podrían ser explicadas por su "estricta cultura calvinista holandesa, con la forma de hablar directa de los holandeses. Sé que no es entendido ni apreciado siempre en algunas partes de Europa. Es otra lección que he aprendido".

(Reporte adicional de Jan Strupczewski en Bruselas, Karolina Tagaris en Atenas y Paul Carrel en Berlín; editado en español por Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters