Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - El presidente de México, Enrique Peña Nieto, pidió al gobernador del banco central, Agustín Carstens, que posponga su salida del cargo hasta el fin de noviembre y no hasta el cierre de junio como estaba previsto, dijo el lunes un portavoz de la presidencia del país.

Carstens fue designado en diciembre como gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS), posición que iba a ocupar a partir del 1 de octubre de 2017. Pero ahora no queda claro si asumirá inmediatamente en diciembre o a inicios del 2018.

Una fuente del banco central mexicano (Banxico) dijo que el funcionario aceptó la petición de Peña de quedarse más tiempo en el cargo y que incluso él mismo se lo propuso en una reunión reciente y en la que, junto con el secretario de Hacienda, evaluaban el desempeño de la economía.

En tanto, presidencia no explicó las razones por las cuales Peña hizo la solicitud al banquero central, en momentos en que el país enfrenta una ralentización de su economía, creciente inflación y fuerte depreciación del peso.

México, además, vive una gran incertidumbre asociada a las políticas que pueda adoptar el nuevo Gobierno de Estados Unidos y su intención de renegociar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN)- que ambos países integran junto a Canadá-, un proceso que iniciaría en junio.

(Ana Isabel Martínez y Verónica Gómez, Editado por Manuel Farías)

Reuters