Reuters internacional

El presidente turco, Tayyip Erdogan, se dirige a los parlamentarios de su Partido AK (AKP) durante una reunión en el Parlamento turco en Ankara, Turquía. 13 de junio 2017. El presidente turco Tayyip Erdogan aseguró el martes que el aislamiento de Qatar por parte de sus vecinos del Golfo Pérsico es una violación de los valores islámicos similar a una "pena de muerte", en una crisis que ha repercutido dentro y fuera de Medio Oriente. Yasin Bulbul/Presidential Palace/Handout via REUTERS

(reuters_tickers)

Por Ercan Gurses y Aziz El Yaakoubi

ANKARA/DUBAI (Reuters) - El presidente turco Tayyip Erdogan aseguró el martes que el aislamiento de Qatar por parte de sus vecinos del Golfo Pérsico es una violación de los valores islámicos similar a una "pena de muerte", en una crisis que ha repercutido dentro y fuera de Medio Oriente.

Las declaraciones de Erdogan representan la intervención más dura hasta ahora del poderoso aliado de Doha ocho días después de que Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto cortaron lazos con Qatar y le impusieron severas sanciones económicas.

Qatar niega las acusaciones de que apoya a militantes islámicos y a Irán, el mayor rival de las monarquías suníes del Golfo.

"Se está cometiendo un error gravísimo en Qatar. Aislar a una nación en todas las áreas es inhumano y atenta contra los valores islámicos. Es como si se hubiera decidido la pena de muerte para Qatar", declaró Erdogan a integrantes de su partido AK en Ankara.

"Junto a Turquía, Qatar ha mostrado la postura más fuerte contra la organización terrorista Estado Islámico. Victimizar a Qatar a través de campañas de difamación no sirve de nada", añadió.

Las medidas contra Qatar, un país exportador de gas y petróleo con una población de 2,7 millones de habitantes, han interrumpido las importaciones de comida y otros insumos y llevaron a que algunos bancos extranjeros redujeran sus negocios.

Qatar, que importó un 80 por ciento de su comida desde sus grandes vecinos del Golfo Pérsico antes del conflicto, ha estado en conversaciones con Irán y Turquía para asegurar el suministro de agua y alimentos. El reino, segundo productor mundial de helio, también paralizó sus dos plantas de producción de este gas debido al boicot, dijeron a Reuters fuentes de la industria.

Turquía ha mantenido buenas relaciones con Qatar así como con varios de sus vecinos del Golfo. Ankara y Doha han apoyado a los Hermanos Musulmanes en Egipto y respaldaron a los rebeldes que querían derrocar al presidente sirio Bashar al-Assad.

(Reporte de Ercan Gurses y Ece Toksaba en Ankara, reporte adicional de Aziz El Yaakoubi y Sylvia Westall en Dubai y Maria Kiselyova en Moscú. Editado en español por Natalia Ramos.)

Reuters

 Reuters internacional