Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo: El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aparece rodeado por su gabinete mientras firma una orden ejecutiva en la Oficina Oval en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, 13 de marzo del 2017. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pedirá al Congreso recortes drásticos a muchos programas federales a fin de elevar el gasto en defensa, iniciar la construcción de un muro en la frontera con México y emplear más recursos para deportar a inmigrantes ilegales. REUTERS/Jonathan Ernst

(reuters_tickers)

Por Roberta Rampton

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pedirá al Congreso recortes drásticos a muchos programas federales a fin de elevar el gasto en defensa, iniciar la construcción de un muro en la frontera con México y emplear más recursos para deportar a inmigrantes ilegales.

En una propuesta de presupuesto federal con muchos perdedores, la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Estado destacan como los objetivos para los mayores recortes de gastos.

El esbozo del presupuesto de Trump es un plan escueto que cubre sólo el gasto "discrecional" para el año fiscal 2018 que comienza el 1 de octubre. Este será el punto de partida en la que sería sea una batalla intensa sobre el gasto durante los próximos meses en el Congreso.

Trump está dispuesto a discutir las prioridades, dijo el director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney. El mandatario quiere gastar 54.000 millones adicionales en Defensa, poner un pago inicial de su muro fronterizo y concretar algunas de sus promesas de campaña.

Los aumentos en el gasto de Defensa serán compensados por los recortes a otros programas a fin de no aumentar el déficit federal de 488.000 millones de dólares. Mulvaney reconoció que la propuesta probablemente resultará en recortes significativos a la fuerza laboral del Gobierno federal.

El Departamento de Seguridad Nacional obtendría un incremento en los fondos de un 6,8 por ciento, lo que brindará más dinero para contratar el personal adicional necesario a fin de capturar, detener y deportar a los inmigrantes ilegales.

Trump quiere que el Congreso desembolse 1.500 millones de dólares para el muro de la frontera con México en el año fiscal en curso -lo suficiente para unos proyectos piloto que permitan determinar la mejor manera de construirlo- y otros 2.600 millones de dólares en año fiscal 2018, dijo Mulvaney.

La estimación del coste total del muro se incluirá en el presupuesto total, que se espera a mediados de mayo. Trump ha prometido que México pagará por el muro fronterizo, algo que el Gobierno mexicano ha dicho rotundamente que no hará.

(Reporte adicional de Richard Cowan. Editado en español por Carlos Aliaga)

Reuters