Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de la Cámara de Diputados de Paraguay, Hugo Velázquez, en una rueda de prensa en Asunción, abr 5, 2017. La primera mesa de diálogo convocada por el mandatario paraguayo, Horacio Cartes, para destrabar la crisis desatada por un proyecto que abre camino a la reelección presidencial, culminó sin mayores avances sobre el espinoso tema, que tiene dividido al país. REUTERS/Jorge Adorno

(reuters_tickers)

ASUNCIÓN (Reuters) - La primera mesa de diálogo convocada por el mandatario paraguayo, Horacio Cartes, para destrabar la crisis desatada por un proyecto que abre camino a la reelección presidencial, culminó sin mayores avances sobre el espinoso tema, que tiene dividido al país.

Cartes, del Partido Colorado, lideró el encuentro que reunió al arzobispo de Asunción, a presidentes de cinco partidos políticos y a los titulares de las cámaras de diputados y senadores. Los líderes del Partido Liberal, la segunda fuerza política del país, y del Partido Democrático Progresista no participaron.

"Hemos iniciado la discusión del punto principal que es el tema del proyecto de la enmienda (...), fue el inicio de la conversación, no podemos pretender que en una primera reunión estemos todos de acuerdo", dijo en una rueda de prensa el presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Velázquez.

El proyecto para introducir una enmienda constitucional que habilite la reelección presidencial fue aprobado el viernes por 25 senadores que se reunieron a puertas cerradas en una oficina del Congreso.

La medida desató violentos disturbios que incluyeron la quema de una parte del edificio legislativo y enfrentamientos con la policía. La tensión se elevó con el asesinato de un dirigente del opositor Partido Liberal tras el ingreso de un contingente policial a la sede de la agrupación.

La reforma beneficia tanto a Cartes como al ex mandatario Fernando Lugo ya que la Constitución sancionada en 1992 prohíbe la reelección en todos los casos.

La senadora Esperanza Martínez, quien representó al partido de Lugo, Frente Guasú, dijo que Cartes ratificó "su posición personal en favor de la enmienda" y de "defender un sistema de votación participativa". La iniciativa debe ser ratificada en un referéndum popular.

El polémico proyecto no será analizado por la Cámara de Diputados mientras se desarrolle el diálogo, aseguró Velázquez. Pero tampoco hay señales de que vaya a ser retirado, como piden los líderes liberales y sus aliados. "Nos preocupa mucho que no hemos avanzado en el tema principal que es el proyecto de enmienda", dijo el presidente del Senado, Roberto Acevedo.

Los opositores a la reelección acusan a Cartes, un ex empresario tabacalero de derecha que fue electo en el 2013 para un período de cinco años, de dilatar la aprobación de la norma para aplacar eventuales manifestaciones en contra.

(Reporte de Daniela Desantis y Mariel Cristaldo, Editado por Janisse Huambachano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters