Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una ambulancia frente al Centro Cultural Islámico de Quebec, donde hubo un tiroteo con víctimas fatales. 29 de enero de 2017. Cinco personas murieron luego que hombres dispararon dentro de una mezquita de la ciudad de Quebec en Canadá, durante la plegaria de la tarde, dijo el domingo el presidente del centro religioso a periodistas. REUTERS/Mathieu Belanger

(reuters_tickers)

Por Kevin Dougherty

QUEBEC, Canadá (Reuters) - Un tiroteo en una mezquita de la ciudad de Quebec durante las oraciones del domingo por la noche que habría dejado cinco muertos fue un "ataque terrorista contra musulmanes", dijo el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

La policía dijo que hubo dos arrestos, pero no dio detalles sobre los motivos del ataque.

En un principio, el presidente de la mezquita había dicho que los heridos en el tiroteo eran cinco, y un testigo dijo que hasta tres hombres habían abierto fuego contra las cerca de 40 personas que había dentro del Centro Cultural Islámico de la Ciudad de Quebec. La policía dijo que sólo dos personas estuvieron implicadas en el ataque.

"Se ha confirmado la muerte de seis personas de entre 35 a unos 70 años", dijo a periodistas la portavoz de la policía provincial de Quebec, Christine Coulombe, añadiendo que ocho personas resultaron heridas y otras 39 ilesas.

El presidente de la mezquita, Mohamed Yangui, que no estaba dentro cuando tuvo lugar el tiroteo, dijo que había recibido llamadas frenéticas de gente que estaba en las oraciones vespertinas.

"¿Qué está pasando? Esto es una barbarie", dijo.

En un comunicado, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo: "Condenamos este ataque terrorista contra musulmanes en un centro de oración y refugio".

"Los musulmanes-canadienses son una parte importante de nuestro tejido nacional y estos actos sin sentido no tienen lugar en nuestras comunidades, ciudades y país.

El tiroteo ha sucedido en el fin de semana en el que Trudeau dijo que Canadá daría la bienvenida a los refugiados después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, suspendiera el programa de refugiados de Estados Unidos y prohibiera temporalmente la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana en Estados Unidos por razones de seguridad nacional.

Un legislador federal canadiense, Greg Fergus, tuiteó: "Esto es un acto de terrorismo, el resultado de años de sermonear sobre los musulmanes. Las palabras importan y los discursos de odio tienen consecuencias".

El primer ministro de la provincia de Quebec, Philippe Couillard, dijo que se incrementaría la seguridad en las mezquitas de la ciudad de Quebec y en Montreal.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que la policía estaba facilitando protección adicional a las mezquitas de la metropoli estadounidense tras el tiroteo de Quebec. "Todos los neoyorquinos deberían estar vigilantes. Si ven algo, díganlo", tuiteó.

(Información de Kevin Dougherty; Editado en español por Javier López de Lérida y Jose Elías Rodríguez)

Reuters