Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, del Partido VVD se presenta ante sus partidarios en La Haya, Holanda, 15 de marzo del 2017. El primer ministro holandés, Mark Rutte, obtuvo el miércoles una resonante victoria sobre el islamófobo y eurófobo Geert Wilders en una elección, lo que ofreció un enorme alivio a otros gobiernos europeos que enfrentan una ola de nacionalismo. REUTERS/Yves Herman

(reuters_tickers)

Por Toby Sterling y Anthony Deutsch

ÁMSTERDAM (Reuters) - El primer ministro holandés, Mark Rutte, obtuvo el miércoles una resonante victoria sobre el islamófobo y eurófobo Geert Wilders en una elección, lo que ofreció un enorme alivio a otros gobiernos europeos que enfrentan una ola de nacionalismo.

"Es una tarde en la que Holanda, después del 'Brexit', después de la elecciones en Estados Unidos, dijo 'alto' al tipo erróneo de populismo", declaró Rutte a sus partidarios en un evento posterior a la elección en La Haya.

Rutte recibió mensajes de felicitación de otros líderes europeos y habló con algunos por teléfono. El euro se apreciaba en momentos en que los resultados apuntaban a una victoria clara de Rutte.

Expertos dijeron que Rutte ganó por una combinación de factores, no todos los cuales se pueden aplicar a Francia, cuya clase política se enfrentará el próximo mes al desafío de la populista de extrema derecha Marine Le Pen.

Por otra parte una serie de partidos incluyendo el VVD de Rutte y el partido democristiano (CDA), que se ubicó en tercer lugar, ya han adoptado buena parte de la plataforma anti inmigración de Wilders, aunque no su feroz retórica contra el Islam.

Rutte recibió un impulso de último minuto gracias a un conflicto diplomático con Turquía, lo que le permitió asumir una línea dura en un país de mayoría musulmana durante una campaña electoral en la que la inmigración y la integración han sido temas clave.

Con alrededor del 95 por ciento de los votos escrutados, el Partido VVD de Rutte ganó 33 de los 150 escaños del Parlamento, frente a 41 en la última votación del 2012.

Wilders se ubicó en segundo lugar con 20 escaños, el CDA y los centristas Demócratas se quedaron con 66 asientos empatado en el tercer lugar con 19 cada uno, según datos proporcionados por la agencia de noticias ANP.

(Reporte adicional de Stephanie van den Berg, Anthony Deutsch y Philip Blenkinsop, escrito por Robin Pomeroy. Editado en español por Carlos Aliaga)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters