Reuters internacional

La primera ministra británica, Theresa May, hablando durante un acto de campaña en Dewsbury, West Yorkshire, Reino Unido, June 3, 2017. May conseguiría 308 escaños en el Parlamento británico en las elecciones del próximo jueves, quedando a 18 bancas de la mayoría absoluta de 326, según una previsión de la firma de encuestas YouGov difundida el sábado. REUTERS/Hannah McKay

(reuters_tickers)

Por Guy Faulconbridge y William Schomberg

LONDRES (Reuters) - La primera ministra británica, Theresa May, ganaría la elección del jueves por un margen mucho menor que el anteriormente proyectado, mostraron el sábado sondeos de opinión, debido a los sucesivos problemas que ha enfrentado su campaña y que ahora se concentran en una propuesta sobre impuestos a los más ricos.

En una señal de lo mal que ha resultado su apuesta a una elección anticipada, la aprobación personal de May pasó a terreno negativo en el sondeo realizado por la empresa Comres por primera vez desde que asumió el poder después del referéndum del "Brexit" del 23 de junio del año pasado.

La encuesta de Comres mostró que los conservadores tienen una ventaja de 12 puntos porcentuales, estable respecto a la semana previa, pero muy por debajo de los 21 puntos que tenían antes de que May convocara a elecciones anticipadas el 18 de abril.

Una consulta de Opinium para el diario Observer sugirió que May obtendría una mayoría parlamentaria sustancial el 8 de junio, aunque su ventaja sobre el opositor Partido Laborista ha caído a seis puntos porcentuales desde 19 al inicio de la campaña.

A cinco días de la votación, la campaña de May envió mensajes contradictorios sobre impuestos para los más ricos, un tema delicado para los conservadores, debido a que los laboristas los han mostrado como el partido de los ricos y privilegiados.

May insistió en que nada ha cambiado sobre su política tributaria -ella ha mantenido abierta la posibilidad de un alza de impuestos- después de que su ministro de Defensa, Michael Fallon, fue citado por un periódico nacional diciendo que no se elevarían los cobros a los más ricos.

Cuando May sorprendió a los mercados financiaros y a sus opositores al convocar a la elección, sus índices de aprobación indicaban que podría encaminarse a una victoria avasalladora similar a la mayoría de 144 que obtuvo Margaret Thatcher en 1983.

Pero desde entonces, la ventaja de May llegó a caer a 3 puntos porcentuales, según sondeos de opinión, lo que significa que podría no lograr la victoria que esperaba antes del inicio formal de las negociaciones del "Brexit" a mediados de este mes.

Si no supera la mayoría de 12 escaños que obtuvo su predecesor David Cameron en el 2015, su apuesta habrá fracasado y su autoridad será socavada tanto dentro del Partido Conservador como en las negociaciones con los otros 27 líderes de la Unión Europea.

(Editado en español por Ana Laura Mitidieri y Ricardo Figueroa)

Reuters

 Reuters internacional