Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Estado de Gran Bretaña para salir de la Unión Europea, David Davis y el jefe de negociaciones de la UE, Brexit, Michel Barnier, celebran una conferencia de prensa conjunta en Bruselas, Bélgica20 julio, 2017. REUTERS/Francois Lenoir

(reuters_tickers)

Por Alastair Macdonald y Andrew MacAskill

BRUSELAS/LONDRES (Reuters) - La Unión Europea y Reino Unido ofrecieron el jueves pocas concesiones en su primera ronda de negociación del "Brexit", lo que hizo caer a la libra esterlina debido al temor a que los ministros británicos estuviesen preparados para abandonar el encuentro sin un acuerdo.

Mientras los negociadores exponían sus diferencias en Bruselas, la primera ministra Theresa May se reunió con líderes empresariales en Reino Unido. Un grupo de empleadores dijo que el Gobierno debe tener discusiones "sostenidas y estructuradas" con las compañías para evitar una salida abrupta del bloque.

En otro evento, académicos advirtieron de costos "extendidos, dañinos y generalizados" si Reino Unido no logra al menos un acuerdo comercial de transición antes de su salida de la UE dentro de unos dos años.

En la Comisión Europea, los negociadores de Reino Unido y la UE dijeron que hallaron algo de terreno común en sus posiciones iniciales de cara a los cuatro días de negociaciones, pero que sigue habiendo grandes diferencias sobre los derechos de los ciudadanos, mientras persiste la incertidumbre en temas financieros y fronterizos.

El negociador jefe de la Unión Europea, Michel Barnier, dijo que hubo "una divergencia fundamental" sobre cómo proteger los derechos de los ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido y de los británicos en el bloque regional tras el "Brexit".

Barnier insistió en que la Tribunal de Justicia de la UE debería garantizar los derechos de los ciudadanos tras la salida británica del bloque.

"Cualquier referencia a los derechos europeos implica su supervisión por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea", dijo Barnier en una conferencia de prensa conjunta con el secretario británico a cargo del "Brexit", David Davis.

Reino Unido, sin embargo, dice que sus ciudadanos votaron el año pasado en un referendo para poner fin a la soberanía compartida de la UE y que, por lo tanto, sus jueces deberían tener jurisdicción.

Davis dijo que vio un "progreso" tras las conversaciones y que las reuniones en Bruselas esta semana proporcionaron muchos aspectos positivos. No obstante, rechazó confirmar que Reino Unido ahora acepta que terminará haciendo algún tipo de pago neto a la UE por abandonar el bloque.

El ministro de Comercio Internacional británico, Liam Fox, afirmó que el acuerdo comercial con la UE debería ser "uno de los más fáciles (de lograr) en la historia de la humanidad", aunque su país podría arreglárselas sin uno si fuese necesario.

La libra esterlina cayó un 1,4 por ciento en la sesión y tocó un mínimo de ocho meses frente al euro, debido a las preocupaciones de que las negociaciones del "Brexit" terminen sin un acuerdo, algo que economistas dicen que podría golpear a la actividad empresarial.

(Reporte adicional de Francesco Guarascio, Robert-Jan Bartunek, Elizabeth Miles, Philip Blenkinsop, David Milliken, Tom Miles, Costas Pitas y Patrick Graham; Escrito por David Stamp; Editado en español por Ana Laura Mitidieri y Ricardo Figueroa)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters