Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

PEKÍN (Reuters) - La producción fabril de China se desaceleró más que lo previsto en julio, mientras que la inversión y las ventas minoristas también decepcionaron, lo que refuerza la opinión de que la segunda economía más grande del mundo está empezando a perder cierto impulso.

La producción fabril de China aumentó un 6,4 por ciento en julio respecto al mismo mes del 2016, su ritmo más lento desde enero de este año, mostraron el lunes datos de la oficina de estadísticas.

Analistas encuestados por Reuters habían pronosticado un crecimiento de la producción fabril de un 7,2 por ciento en julio, frente al 7,6 por ciento de junio.

La inversión en activos fijos aumentó un 8,3 por ciento en los primeros siete meses del año, cediendo ligeramente desde el 8,6 por ciento en la primera mitad del año. Los analistas esperaban que la tasa de expansión se mantuviera estable.

A pesar de la lectura más débil que lo previsto, la actividad manufacturera de China todavía parecía estar apoyada por un auge en la construcción. Pekín ha invertido en proyectos de infraestructura que han impulsado la demanda de productos desde equipo de construcción hasta materiales como el cemento y el acero.

Las ventas minoristas subieron un 10,4 por ciento en julio en una tasa interanual, enfriándose desde el 11 por ciento de junio. Este dato también incumplió las expectativas de los analistas de una expansión de un 10,8 por ciento.

El crecimiento de la inversión privada se desaceleró a un 6,9 por ciento en enero-julio desde el 7,2 por ciento que registró en la primera mitad del año, lo que sugiere que las pequeñas y medianas empresas privadas todavía enfrentan retos en el acceso al financiamiento.

La inversión privada representa alrededor del 60 por ciento de la inversión total en China.

Pekín está apuntando a un crecimiento de alrededor de un 9 por ciento en la inversión de activos fijos para el 2017, y espera que las ventas minoristas aumenten en alrededor de un 10 por ciento.

(Reporte de Elias Glenn y Ryan Woo. Editado en español por Carlos Aliaga)

Reuters