Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Producción petrolera de Venezuela se derrumba en 2017 a menor nivel en décadas

Un trabajador petrolero camina frente a una plataforma de perforación en un campo operado por la petrolera estatal venezolana PDVSA en Morichal, 28 de julio de 2011. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins/Files

(reuters_tickers)

Por Marianna Parraga y Alexandra Ulmer

HOUSTON/CARACAS (Reuters) - La producción petrolera de Venezuela cayó casi un 13 por ciento en 2017, de acuerdo con datos divulgados el jueves por la OPEP, bajando a su menor nivel en 28 años, lo que agrava la crisis económica y aumenta las posibilidades de una cesación de pagos del país.

Venezuela produjo 2,072 millones de barriles por día (bpd) en 2017, frente a los 2,373 millones bpd de 2016, lo que representó la pérdida de casi 300.000 bpd.

El descenso fue el más grande entre los 13 países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) comprometidos con un recorte de bombeo que recientemente se extendió hasta fines de 2018.

A diferencia de los recortes voluntarios de productores como Arabia Saudita y Rusia, que buscan sustentar mayores precios, Venezuela ha sido incapaz de detener una caída de producción que acumula seis años seguidos.

"La caída supone uno de los peores colapsos de producción en la historia. Ocurrió sin que hubiera una invasión como en Irak, la ruptura de un país como en la Unión Soviética, o una guerra civil como en Libia", dijo el académico y experto venezolano Francisco Monaldi, de la Universidad Rice de Houston.

Un destructivo cóctel de falta de inversión, retraso en los pagos a proveedores, sanciones por parte de Estados Unidos y fuga de talentos, ha golpeado ala industria petrolera venezolana, otrora referente mundial.

El descenso de producción también ha impactado las exportaciones petroleras, principal fuente de divisas para pagos de deuda, y la refinación, lo que ha provocado escasez intermitente de combustibles tanto en el país como en algunos de sus aliados, entre ellos Cuba.

Una serie de investigaciones y encarcelamientos contra decenas de funcionarios, vista por críticos como un esfuerzo del presidente Nicolás Maduro por consolidar su poder, también ha provocado la ralentización de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), según empleados de la firma y el sector.

El bajo nivel de producción petrolera en 2017 implica un monumental revés para el país con las mayores reservas de crudo del mundo. El descenso ha contribuido a agudizar la recesión y la hiperinflación, que les impiden a millones de venezolanos comer tres veces al día.

Ni el Ministerio de Petróleo ni PDVSA respondieron a las solicitudes de comentarios.

CUÁN BAJO PUEDE LLEGAR

Venezuela designó en noviembre a un nuevo jefe en PDVSA y el ministerio de Petróleo, el general Manuel Quevedo. El funcionario carece de experiencia en el sector energético y ha designado como sus nuevos colaboradores a miembros de las filas militares y del Ministerio de Vivienda, de dónde proviene, de acuerdo con fuentes de la industria.

"Están desesperados por mantener la producción. Aumentar está muy cuesta arriba. Las condiciones internas son devastadoras", dijo un empleado de PDVSA que solicitó mantener en reserva su nombre.

El jefe de la estatal ha dicho que la producción de crudo de Venezuela crecerá este año a más de 2,4 millones de bpd, pero no ha dado detalles de cómo se llegará a esa meta, mientras la mayoría de los analistas apuestan a un nuevo descenso, con la persistente pregunta de hasta dónde puede llegar la caída.

En diciembre la producción venezolana cayó en 216.000 bpd con respecto a noviembre para ubicarse en 1,621 millones de bpd, según las cifras de la OPEP. El número del mes pasado implica un descenso de 29 por ciento versus diciembre del 2016.

Aún así, los yacimientos más vulnerables ya registraron las caídas más agudas, de acuerdo con Monaldi, lo que podría limitar el declive de este año. El experto pronostica un retroceso al menos otros 250.000 bpd en 2018, desde el promedio de diciembre. En tanto, las firmas Control Risks y Oxford Economics pronostican una caída de 470.000 bpd.

"El bajo rendimiento de Venezuela ayudará seguramente a la OPEP a alcanzar su objetivo general (de reducción de producción) más rápido. Una vez que se logre el equilibrio, se reducirán los recortes", dijo a Reuters Amrita Sen, cofundadora de la firma consultora Energy Aspects, que pronostica una caída de 200.000 bpd en la producción de petróleo venezolano.

Una mayor contracción de la producción petrolera también podría agravar los problemas de liquidez que enfrenta Venezuela y precipitar un incumplimiento de pago del servicio de deuda externa. Desde fines del año pasado, PDVSA y el Gobierno tienen pendiente cancelar algunas obligaciones con tenedores de bonos.

(Reporte de Marianna Parraga y Alexandra Ulmer. Escrito por Vivian Sequera. Editado en español por Gabriel Burin)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes