Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, se reúne con representantes de agencias de noticias internacionales en San Petersburgo, Rusia. 1 de junio 2017. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo el jueves que los elementos de un sistema antimisiles de Estados Unidos en Alaska y Corea del Sur eran un desafío para Rusia, y que Moscú no tenía otra opción que aumentar sus propias fuerzas como respuesta. REUTERS/Dmitri Lovetsky/Pool

(reuters_tickers)

Por Denis Pinchuk y Andrew Osborn

SAN PETERSBURGO/MOSCÚ (Reuters) - El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo el jueves que los elementos de un sistema antimisiles de Estados Unidos en Alaska y Corea del Sur eran un desafío para Rusia, y que Moscú no tenía otra opción que aumentar sus propias fuerzas como respuesta.

Putin, en comentarios en un foro económico en San Petersburgo, afirmó que Rusia no podía quedarse sin hacer nada y mirar mientras otros incrementan sus capacidades militares a lo largo de sus fronteras en el extremo oriente de la misma manera en que, sostuvo, se ha hecho en Europa.

Agregó que Moscú está particularmente preocupado por el despliegue del sistema antimisiles THAAD estadounidense en Corea del Sur para contrarrestar la amenaza de misiles de Corea del Norte y ante reportes de que Estados Unidos planea reforzar el Fuerte Greely en Alaska, un sitio de lanzamiento de misiles antibalísticos.

"Esto destruye el equilibrio estratégico en el mundo", declaró Putin en una conferencia con medios internacionales, cuyo inicio fue transmitido por televisión.

"Lo que está pasando es un proceso muy serio y preocupante. En Alaska, y ahora en Corea del Sur, están saliendo elementos del sistema de defensa antimisiles. ¿Deberíamos no hacer nada y mirar esto? Por supuesto que no. Estamos pensando en cómo responder a estos desafíos. Esto es un desafío para nosotros", dijo.

Washington está usando a Corea del Norte como pretexto para expandir su infraestructura militar en Asia de la misma forma en que usó a Irán como pretexto para desarrollar un escudo antimisiles en Europa, afirmó Putin.

Además, sostuvo que Rusia no quiere empeorar relaciones ya deterioradas con Washington alimentando lo que describió como una carrera armamentista, pero dijo que Estados Unidos seguía inmerso en lo que llamó una campaña antirusa.

(Reporte adicional de Dmitry Solovyov y Maria Kiselyova; escrito por Andrew Osborn. Editado en español por Patricio Abusleme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters