Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen se aprecia una pintura del emir de Qatar, jeque Tamim Bin Hamad Al-Thani, en un autobús durante una manifestación en su respaldo en Doha, Qatar, el 11 de junio de 2017. Qatar está listo para escuchar las preocupaciones de países del Golfo Pérsico que cortaron relaciones diplomáticas y económicas con el país, dijo Kuwait el domingo mientras intentaba mediar en la peor crisis regional en años. REUTERS/Naseem Zeitoon

(reuters_tickers)

Por Noah Browning y Tom Finn

DUBÁI/DOHA (Reuters) - Qatar está listo para escuchar las preocupaciones de países del Golfo Pérsico que cortaron relaciones diplomáticas y económicas con el país, dijo Kuwait el domingo mientras intentaba mediar en la peor crisis regional en años.

Arabia Saudita y sus aliados Egipto, Baréin y Emiratos Árabes Unidos cortaron vínculos con Qatar la semana pasada, acusándolo de respaldar a militantes islamistas y a su archienemigo Irán, acusaciones que Doha niega.

La disputa ha provocado interrupciones de vuelos, ha separado a familias, ha cortado vínculos comerciales y sembrado la confusión entre bancos y empresas, al tiempo que ha profundizado las divisiones entre sus respectivos aliados que libran guerras y luchas políticas desde Libia a Yemen.

"(Kuwait) afirma la disposición de los hermanos en Qatar a entender la realidad de los recelos y preocupaciones de sus hermanos y a poner atención en los nobles esfuerzos para fortalecer la seguridad y la estabilidad", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Kuwait, jeque Sabah al-Khalid al-Sabah, citado por la agencia estatal de noticias kuwaití KUNA.

Kuwait, que ha mantenido sus vínculos con Qatar y a menudo ha actuado como mediador en disputas regionales, afirmó que quería resolver la disputa "dentro de la casa unificada del Golfo Pérsico".

Un esfuerzo de mediación previo de Kuwait no logró un avance inmediato.

"¿Es este el comienzo de la sabiduría y el pensamiento razonable? Eso espero", escribió en Twitter el ministro de Estado para Asuntos Externos de Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash, en reacción al anuncio de Kuwait de que Qatar está listo para oír las quejas en su contra.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, primero ofreció recibir a Qatar y a sus adversarios -todos aliados de Washington- en la Casa Blanca, pero el viernes afirmó que Qatar ha sido un patrocinador de alto nivel del terrorismo y respaldó la presión de los estados del Golfo Pérsico.

El viernes, Arabia Saudita, Baréin, Emiratos Árabes Unidos y Egipto endurecieron sus medidas contra Qatar al poner en listas negras por terrorismo a decenas de individuos y agencias de caridad que vinculan con el país.

El regulador oficial qatarí de agencias de caridad negó el domingo que grupos filantrópicos en el país apoyen al terrorismo y afirmó que lamentaba la acusación.

Qatar importaba un 80 por ciento de sus alimentos desde vecinos más grandes del Golfo Pérsico antes de que cortaran relaciones con Doha y ahora está en conversaciones con Irán y Turquía para asegurar el suministro de agua y comida.

Irán, el principal rival regional de Arabia Saudita, envió cuatro aviones de carga con alimentos a Qatar y planea entregar 100 toneladas de frutas y hortalizas todos los días, dijeron funcionarios iraníes el domingo, ante preocupaciones de escasez alimentaria.

(Reporte adicional de John Davison en Doha, Aziz El Yaakoubi en Dubái, Bozorgmehr Sharafedin en Londres, Katie Paul en Riad y Ahmed Hagagy en Kuwait; escrito por Sylvia Westall. Mesa de edición en español +56 2 2437 4400. Twitter: @ReutersLatam)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters