Navigation

Rabinos estadounidenses piden a Obama negociar liberación inmediata de Alan Gross

Imagen de archivo de una manifestación en apoyo al ex contratista estadounidense detenido en Cuba Alan Gross en Washington, dic 3 2013. Unos 300 rabinos de Estados Unidos instaron al presidente Barack Obama a negociar la liberación de Alan Gross, un ex contratista preso en Cuba cuya salud se ha deteriorado tras casi cinco años de encierro. REUTERS/Gary Cameron reuters_tickers
Este contenido fue publicado el 04 agosto 2014 - 22:27

LA HABANA (Reuters) - Unos 300 rabinos de Estados Unidos instaron al presidente Barack Obama a negociar la liberación de Alan Gross, un ex contratista preso hace casi cinco años en Cuba que sufre un deterioro de su salud y se ha despedido de su familia, dijo el lunes su abogado.

En una carta con fecha del 1 de agosto divulgada el lunes, los rabinos piden a Obama dar "todos los pasos necesarios" para terminar con la "pesadilla continua" de Gross y su familia.

Gross, de 65 años, fue detenido en el 2009 y condenado en el 2011 a 15 años de prisión por intentar establecer una red de internet para la comunicada judía en Cuba como parte de un programa de Washington para promover la democracia en la isla.

El caso de Gross es uno de los principales obstáculos para la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, viejos enemigos de la Guerra Fría.

"Alan fue a Cuba a nombre de nuestro gobierno", dijeron los rabinos. "Su inmediata liberación de prisión en Cuba y el regreso a Estados Unidos debe ser una prioridad para nuestra nación", añadieron.

Los rabinos dijeron estar "preocupados" porque la salud de Gross sigue deteriorándose y hasta se niega a recibir visitas.

Según su abogado, Scott Gilbert, Gross ha dicho que "la vida en la cárcel no es digna de ser vivida" y en una reciente visita se despidió de su esposa Judy y de su hija Nina. Además, se ha negado a recibir a funcionarios de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

Sus familiares dicen que Gross ha perdido 46 kilos de peso en la cárcel, tiene problemas en la vista y en las caderas, que casi le impiden caminar. Fotografías publicadas esporádicamente muestran el deterioro físico de Gross.

Cuba ha propuesto en reiteradas ocasiones a Estados Unidos canjear a Gross por tres agentes de inteligencia condenados a largas penas por espionaje. Washington se ha negado, alegando que los casos son diferentes y ha demandado su liberación inmediata.

"Mantenemos este caso en la vanguardia de nuestras discusiones con el gobierno cubano", dijo el lunes la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki. "Reiteramos de manera urgente nuestra llamada al gobierno cubano para que lo libere de inmediato".

(Reporte de Rosa Tania Valdés)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.