Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, equipos de rescate inspenccionan una carretera abierta en el lugar de la avalancha que sepultó el Hotel Rigopiano en Farindola, Italia, el 24 de enero de 2017. Los equipos de rescate recuperaron cinco cadáveres más durante la noche entre los restos de un hotel situado en el centro de Italia que fue sepultado por una avalancha de nieve hace una semana, elevando el número de fallecidos a 23, informó el miércoles la brigada nacional contra incendios. Soccorso Alpino Speleologico Lazio/Handout via REUTERS

(reuters_tickers)

Por Antonio Denti y Isla Binnie

FARINDOLA, Italia (Reuters) - Los equipos de rescate recuperaron más cadáveres el miércoles de entre los restos de un hotel situado en el centro de Italia que fue sepultado por una avalancha de nieve hace una semana, elevando el número de fallecidos a 25, mientras personas afectadas por terremotos el año pasado protestaron en Roma.

Once huéspedes y trabajadores del Hotel Rigopiano sobrevivieron al desastre, pero desde el sábado por la mañana no se ha encontrado a ningún otro sobreviviente y las esperanzas de hallar a más personas vivas se desvanecen.

Usando picos y excavadoras, los rescatistas removieron siete cuerpos de debajo de los escombros y la nieve. Cuatro personas siguen desaparecidas luego de que una avalancha arrasó el hotel en medio de una tormenta de nieve tras una serie de terremotos.

Trabajadores de los servicios de emergencia aún buscan en el centro del hotel, donde hallaron varios cuerpos en unas pocas horas, dijo el portavoz de los bomberos Luca Cari.

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, dijo que presentará un decreto de emergencia la semana que viene y añadió que ya había dinero preparado para la reconstrucción después de que el área fue devastada por otros varios sismos el año pasado.

Mientras el primer ministro hablaba, residentes de ciudades afectadas por los terremotos como Amatrice, donde murieron 300 personas en agosto del año pasado, marcharon hacia el Parlamento en protesta contra la gestión de la crisis.

El Gobierno ha preparado 4.000 millones de euros en el presupuesto de este año y Gentiloni dijo que había informado a Jean Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea que vigila las finanzas nacionales, que destinarían más dinero.

"Depende de nosotros asegurarnos de que una vez que ha pasado el desastre, no se generen más injusticias", dijo el primer ministro al Parlamento, y agregó que quería dar más poder a las autoridades que gestionan los desastres y que la respuesta a sismos requerirá "miles de millones más".

(Reporte adicional de Gabriele Pileri, Cristiano Corvino y Crispian Balmer en Roma. Traducido por la Redacción de Madrid. Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters