Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La reina Isabel de Inglaterra hizo su primera aparición pública desde antes de Navidad el domingo, después de sufrir un fuerte resfrío que obligó a la monarca de 90 años a ausentarse de los tradicionales servicios religiosos de fin de año. En la foto, la reina Isabel y su esposo el príncipe Felipe, en la salida de un servicio en la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham. Reino Unido, enero 8, 2017. REUTERS/Alan Walter

(reuters_tickers)

SANDRINGHAM, Inglaterra (Reuters) - La reina Isabel de Inglaterra hizo su primera aparición pública desde antes de Navidad el domingo, después de sufrir un fuerte resfrío que obligó a la monarca de 90 años a ausentarse de los tradicionales servicios religiosos de fin de año.

La reina, vestida con un abrigo azul vibrante y un sombrero, llegó con su esposo el príncipe Felipe -de 95 años- a la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham, en el este de Inglaterra, donde tradicionalmente pasa el período de festividades.

El viaje a Sandringham fue retrasado porque tanto la reina como el príncipe estaban afectados por fuertes resfriados, de acuerdo a información difundida por el Palacio de Buckingham.

La reina, que es la líder simbólica de la Iglesia de Inglaterra, no pudo asistir a las misas de Navidad ni de Año Nuevo debido a su enfermedad. Reanudó sus actividades oficiales el miércoles en una ceremonia privada para un integrante de su equipo.

Después de más de seis décadas en el trono, la reina ha reducido sus actividades internacionales, pero regularmente participa en eventos oficiales dentro de Reino Unido.

(Escrito por Paul Sandle, editado en español por Gabriela Donoso)

Reuters