Navigation

Reino Unido arresta a dos sospechosos en caso de mutilación genital femenina

Este contenido fue publicado el 26 julio 2014 - 20:18

LONDRES (Reuters) - La policía británica arrestó a dos personas en Londres sospechosas de conspirar para llevar a cabo una mutilación genital femenina, y pusieron bajo el cuidado de los servicios sociales a una niña, dijo el sábado un comunicado de la policía.

El arresto se produjo después de la llegada el viernes al aeropuerto Heathrow de un ugandés de 72 años acompañado por una niña de 11 años, dijo el comunicado.

Llegaron solo días después de que Londres celebrara una cumbre sobre la mutilación genital femenina y matrimonios forzados, donde el Gobierno anunció que destinaría 1,4 millones de libras (1,77 millones de euros) a un programa de prevención y procesamiento judicial de los padres que permitan esta práctica.

El hombre fue arrestado el sábado en Newham, al este de Londres, y una mujer de 40 años también fue detenida en Hackney, en el noreste de Londres. Ambos permanecen bajo custodia policial.

El comunicado no dijo si la niña había sufrido la mutilación en Uganda. Las familias inmigrantes a veces llevan a las niñas de vuelta a sus países de origen para que sean mutiladas, donde se les quita parcial o totalmente sus genitales externos para suprimir su deseo sexual y prevenir lo que sociedades tradicionales consideran comportamientos inmorales.

"Con preocupación por su salud, especialistas pusieron a la niña - de nacionalidad británica - bajo el cuidado de los servicios sociales", sostuvo el comunicado.

El Acta de Mutilación Genital Femenina de 2003 hizo ilegal participar en cualquier tipo de acuerdo para que esta mutilación se practicara a otra persona, tanto dentro como fuera de Reino Unido.

Se calcula que 103.000 mujeres entre los 15 y 49 años, al igual que más de 10.000 niñas por debajo de los 15 que han migrado a Inglaterra y Gales, han sufrido este tipo de mutilación, según un informe de City University London.

Mundialmente, más de 130 millones de niñas y mujeres han sufrido esta mutilación.

(Reporte de Stephen Addison.; Editado en español por Marion Giraldo y María Vega Paúl)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.