Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Prime Minister Theresa May holds a regional cabinet meeting in Runcorn, Cheshire. 23 de enero 2017. Reino Unido va a adoptar un enfoque intervencionista para equilibrar su economía fuertemente basada en los servicios en la era posterior al "Brexit", tratando de reactivar la producción industrial y estimulando la inversión en tecnología e investigación y desarrollo. REUTERS/Stefan Rousseau/Pool

(reuters_tickers)

Por William James

LONDRES (Reuters) - Reino Unido va a adoptar un enfoque intervencionista para equilibrar su economía fuertemente basada en los servicios en la era posterior al "Brexit", tratando de reactivar la producción industrial y estimulando la inversión en tecnología e investigación y desarrollo.

Al revelar su esperada estrategia industrial el lunes, la primera ministra Theresa May pedirá más colaboración en sectores clave a cambio del apoyo del Gobierno en los ámbitos de regulación, comercio e investigación.

El enfoque en la industria y el giro a un papel estatal activo desafía la tradicional ideología del Partido Conservador de 'laissez-faire' capitaneada por la ex primera ministra Margaret Thatcher.

May pedirá a las empresas que trabajen juntas para superar los desafíos propios de la industria, mencionando ejemplos exitosos de colaboración que han ayudado a atraer inversiones extranjeras de empresas como Nissan y permitido que otras como BAE Systems desarrollen su competitividad.

A cambio prometerá acuerdos del sector en relación a las barreras regulatorias, estudiar cómo los pactos de comercio e inversión pueden usarse para aumentar las exportaciones y apoyar la creación de nuevas instituciones para impulsar la innovación o la formación.

La estrategia será esbozada en un documento que se publicará el lunes y que se espera que abarque asuntos de política económica, regional, digital, de educación y transporte.

Desde que May asumió el cargo, semanas después del referéndum favorable al abandono británico de la UE, ha impulsado el antes antiguo concepto de la estrategia industrial, creando un nuevo departamento del Gobierno y presidiendo una comisión de alto nivel sobre este asunto.

El impulso se produce luego de que la salida británica de la UE amenace con minar el sector de servicios financieros, con varios bancos planeando llevarse miles de empleos al extranjero por temor a perder el acceso al mercado de la UE.

May dijo la semana pasada que Reino Unido se retiraría del mercado único y buscaría en su lugar un acuerdo de libre comercio con la UE, una senda que los críticos han descrito como Brexit duro.

Bajo la bandera de crear una economía que distribuya la riqueza de forma más equitativa tras décadas de depresión industrial en algunas zonas del país, el plan busca proteger la economía del riesgo de abandonar la UE y conectar con el sentimiento de marginación que llevó a muchos votantes a respaldar el Brexit.

(Reporte de Sarah Young; Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters