Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, el primer ministro británico, David Cameron, asiste a la ceremonia de firma de un acuerdo de cooperación en el Consejo de la Unión Europea en Bruselas. 27 de junio, 2014. Cameron, realizará el viernes un último esfuerzo contra la candidatura de Jean-Claude Juncker para presidir la Comisión Europea, manteniéndose en una posición de principios que eleva el riesgo de que Reino Unido abandone la Unión Europea (UE). REUTERS/Olivier Hoslet/Pool

(reuters_tickers)

Por Luke Baker

BRUSELAS (Reuters) - El primer ministro británico, David Cameron, realizará el viernes un último esfuerzo contra la candidatura de Jean-Claude Juncker para presidir la Comisión Europea, manteniéndose en una posición de principios que eleva el riesgo de que Reino Unido abandone la Unión Europea (UE).

Cameron cree que al ex primer ministro de Luxemburgo carece de la voluntad y la habilidad para reformar a la UE y ha dicho a otros líderes que cometen un error al respaldarlo - advirtiendo de unas consecuencias no específicas si persisten.

Su único aliado, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, confirmó el viernes su postura de que no apoyará a Juncker si, como se espera, el Reino Unido fuerza una votación.

Cameron dijo a su llegada: "Hay momentos en que es muy importante mantener los principios y atenerse a las convicciones propias incluso si las apuestas van contra ti, mejor que seguir con algo que sabes que está profundamente equivocado".

"Y hoy es uno de esos días", agregó.

La disputa es una de las más públicas y personales de la Unión Europea en una década, dañando los esfuerzos de presentarse unidos en un momento en que el bloque se recupera de una crisis económica y quiere reforzar su imagen mundial.

Pese a la abierta oposición de Cameron a Juncker, cuyo grupo de centroderecha ganó las pasadas elecciones europeas en mayo, Reino Unido no ha logrado convencer a casi ninguno de los 27 miembros para que lo apoyen.

La candidatura de Juncker se debatirá en el segundo día de una cumbre de la UE, que comenzó el jueves con una muestra de la unidad moderna europea en una ceremonia en la ciudad belga de Ypres para conmemorar el centenario de la Primera Guerra Mundial.

Además de la presidencia de la Comisión, uno de los cargos con más poder en la UE que afecta a 500 millones de personas, la cumbre debatirá la política energética y firmará acuerdos de libre comercio y asociación con Ucrania, Georgia y Moldavia, aumentando la influencia de la UE en el este que antes formaba parte de la Unión Soviética pese a la oposición de Moscú.

Aunque las decisiones de los líderes de la UE se suelen tomar por consenso, Cameron ha dicho que forzará una votación sobre Juncker - un paso sin precedentes que los funcionarios quieren evitar pero que ahora parece inevitable.

Los funcionarios británicos reconocen que van a perder, pero dicen que el primer ministro está decidido a atenerse a sus principios y oponerse no sólo a Juncker como candidato, sino a el proceso que lleva a su selección y que implica que el Parlamento Europeo impone sus preferencias a los líderes de la UE.

En referencia a las pasadas elecciones europeas en las que los conservadores de Cameron fueron vencidos por un partido que quiere sacar a Gran Bretaña del bloque europeo, dijo: "Las elecciones europeas mostraron que hay un descontento general con la manera en la que funciona la Unión Europea".

"No es adecuado que los jefes de Gobierno de los países europeos pierdan su derecho a nominar al jefe de la Comisión Europea, el papel importante en Europa. Eso es un mal principio. Y es la persona equivocada. Jean-Claude Juncker ha estado en el corazón del proyecto y aumentó el poder de Bruselas y redujo el poder de las naciones toda su vida", dijo.

RIESGO DE SALIDA

Las encuestas de opinión muestran que muchos británicos apoyan a Cameron y su línea dura sobre Europa. El primer ministro trata de apuntalar el apoyo a su partido ante unas elecciones el próximo año en las que el apoyo popular es crucial.

Pero eso deja a Cameron en una posición incómoda respecto a otros jefes de Gobierno, porque muchos de ellos están preocupados sobre la posibilidad de que el Reino Unido se esté moviendo inexorablemente hacia su salida.

Cameron ha prometido a los votantes un referendo sobre la pertenencia al bloque en 2017, siempre que salga reelegido el próximo año.

"Necesitamos al Reino Unido en la Unión Europea", declaró la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, casada con un británico, a la prensa, agregando que espera que la confrontación acerca de Juncker no haga un daño duradero.

El problema es que si Juncker, un veterano político en Bruselas comprometido con una Europa más federal, acaba siendo el líder de la Comisión, será más difícil para el Reino Unido renegociar su relación con la UE, algo que Cameron ha prometido antes de realizar el referendo.

(Información de Krisztina Than. Traducido por la Redacción de Madrid; editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters