Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro francés de Justicia, François Bayrou, líder del partido Modem, dejará el Gobierno, dijo una fuente de la oficina del primer ministro el miércoles, complicando aún más el cambio ministerial previsto por el presidente Emmanuel Macron. En la imagen, Bayrou durante una comparecencia en el ministerio en París, el 1 de junio de 2017. REUTERS/Philippe Wojazer

(reuters_tickers)

PARÍS (Reuters) - El ministro francés de Justicia y líder del partido Modem, François Bayrou, dejará el Gobierno, dijo el miércoles una fuente de la oficina del primer ministro, lo que complica aún más el cambio ministerial previsto por el presidente Emmanuel Macron.

Bayrou es el jefe del partido de centroderecha aliado de la formación República en Marcha (LREM) de Macron en las recientes elecciones presidenciales y parlamentarias y que está siendo objeto de una investigación sobre supuestos empleos falsos en el Parlamento Europeo.

El martes la ministra de Defensa y también miembro de Modem, Sylvie Goulard, dimitió diciendo que no quería seguir en el Gobierno a raíz de la investigación.

El miércoles, la fuente dijo a Reuters que Bayrou también renunciaría y que no formará parte del próximo gabinete que Macron tiene previsto anunciar más tarde en el día.

La ministra de Asuntos Europeos, Marielle de Sarnez, también dejará el Gobierno, dijeron fuentes a Reuters.

El partido conservador Los Republicanos pidió el martes la salida de ambos por la investigación abierta este mes.

El lunes, el Gobierno anunció que Richard Ferrand, ministro de planificación territorial y miembro clave de LREM, abandonaba el cargo de portavoz del grupo del partido en el Parlamento a raíz de una investigación judicial distinta.

La oleada de salidas implica que la modificación del Gobierno, que se preveía inicialmente como una formalidad tras el convincente resultado de las elecciones parlamentarias del domingo, será más difícil que lo previsto.

(Información de Ingrid Melander. Traducido por la Redacción de Madrid; editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago)

Reuters