Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen del Capitolio de Estados Unidos antes de una ronda de votación nocturna sobre un proyecto de ley de salud en Washington. 27 de julio, 2017. REUTERS/Aaron P. Bernstein

(reuters_tickers)

Por Susan Cornwell y Richard Cowan

WASHINGTON (Reuters) - La batalla de los republicanos a lo largo de siete años por derogar la ley de cuidado de la salud conocida como Obamacare, importante promesa de campaña del presidente Donald Trump, quedó definitivamente perdida el viernes ante el rechazo del Senado, y los líderes del Congreso ya piensan en avanzar en otros temas.

John McCain, el senador de 80 años que fue candidato presidencial republicano en 2008, tuvo el voto decisivo en el dramático enfrentamiento cuando el proyecto de ley para derogar elementos clave del Obamacare fue derrotado por 51-49, asestando un duro revés político a Trump.

McCain, quien voló desde Arizona esta semana tras ser diagnosticado con cáncer cerebral y regresaba a la ciudad para nuevos tratamientos a partir del lunes, se unió a las republicanas Susan Collins y Lisa Murkowski para votar junto a los senadores demócratas en contra del proyecto.

"Es tiempo de avanzar", dijo el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, cuya reputación como un gran estratega se diluyó tras la votación en la madrugada.

Aunque afirmó que sus correligionarios no deberían rendirse, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, mencionó otros asuntos urgentes que necesitan atención, como la legislación crucial sobre recortes de impuestos que quiere Trump.

"Tenemos mucho trabajo todavía por hacer", afirmó Ryan en un comunicado.

El fracaso puso en tela de juicio la capacidad del Partido Republicano de gobernar, incluso pese a que controla la Casa Blanca, el Senado y la Cámara baja.

Trump no ha logrado ninguna victoria legislativa importante en el Congreso en sus más de seis meses como presidente, y su Gobierno está sumido en investigaciones sobre contactos entre su equipo de campaña electoral y Rusia, además de las luchas intestinas a alto nivel dentro de la Casa Blanca.

Trump expresó su consternación por el desenlace en el Congreso, señalando que "como dije desde el comienzo, dejemos que el Obamacare implosione, y después lo hacemos (aprobamos una legislación). Resultó ser correcto. Dejemos que el Obamacare implosione".

Trump, quien más temprano dijo a través de Twitter que tres republicanos que votaron "no" decepcionaron a Estados Unidos, nuevamente irrumpió contra legisladores de su propio partido. "Muchachos, oh muchachos, han estado trabajando en eso por siete años", aseguró. "¿Pueden creerlo? (...) Pero lo haremos", agregó.

La Ley de Cuidado de Salud Asequible es el logro más emblemático del expresidente Barack Obama. Derogarla ha sido el deseo de los republicanos desde su aprobación en 2010, y fue una importante promesa de campaña Trump.

Por ahora, la ley -que amplió la cobertura de seguro médico a 20 millones de personas y llevó al porcentaje de gente sin cobertura a mínimos históricos- sigue vigente, y deberá seguir siendo supervisada por un Gobierno que es hostil a ella.

(Reporte adicional de Doina Chiacu, Roberta Rampton, Yasmeen Abutaleb, Rodrigo Campos, Amanda Becker, David Morgan y Eric Walsh, escrito por Will Dunham; editado en Español por Ricardo Figueroa/Janisse Huambachano/Manuel Farías)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters