Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un anuncio de empleo para un cocinero en un restaurante en California, EEUU, jul 17, 2017. REUTERS/Mike Blake

(reuters_tickers)

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - La actividad del sector de servicios en Estados Unidos se aceleró en agosto por un fuerte incremento de los nuevos pedidos y del empleo, lo que sugiere que una desaceleración en la creación de puestos de trabajo del mes pasado probablemente fue temporal.

El panorama económico recibió un nuevo impulso de otro dato del miércoles que mostró sólo un modesto incremento en el déficit comercial de julio. Los reportes fueron la más reciente señal de que la economía cobró impulso en el tercer trimestre.

Sin embargo, los economistas dijeron que el huracán Harvey, que arrasó partes de Texas, podría haber restado cierta fortaleza.

"La economía de Estados Unidos tuvo un poco más de impulso a lo que se pensaba originalmente", comentó Jennifer Lee, economista senior de BMO Capital Markets en Toronto. "Sin embargo, parte del impulso será mitigado, para empezar, por el huracán Harvey", agregó.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo que su índice de actividad no manufacturera subió 1,4 puntos a 55,3 en agosto, un repunte desde un mínimo en 11 meses que tocó el mes anterior. Una lectura sobre 50 indica expansión en el sector, que responde por más de dos tercios de la actividad económica estadounidense.

El dólar operaba levemente a la baja frente a una cesta de monedas mientras los operadores digerían la noticia de que el vicepresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Stanley Fischer, dejará el cargo en octubre.

Los precios de los bonos del Tesoro a largo plazo subían, mientras que las acciones de Wall Street operaban mayormente al alza.

En otro informe el miércoles, el Departamento de Comercio dijo que el déficit comercial subió un 0,3 por ciento a 43.700 millones de dólares en julio. Ajustado por inflación, aumentó a 61.600 millones de dólares desde 60.800 millones de dólares en junio.

El denominado déficit de bienes reales de julio fue menor que el promedio de 62.400 millones de dólares del segundo trimestre.

Si bien eso sugiere que el comercio podría contribuir al producto interno bruto (PIB) del tercer trimestre, economistas de Wrightson ICAP advirtieron de que el huracán Harvey podría haber impactado en forma significativa en los precios de las materias primas y los volúmenes de comercio, y elevar el déficit comercial de septiembre.

El déficit comercial entre Estados Unidos y China, que es delicado desde un punto de vista político, se elevó a un máximo de 11 meses en julio. El déficit en curso ha captado la atención del presidente Donald Trump, que lo culpa por diezmar los empleos fabriles en Estados Unidos y de limitar el crecimiento económico.

Las exportaciones estadounidenses a China subieron un 3,5 por ciento, mientras que los envíos a la Unión Europea se desplomaron un 9,8 por ciento.

La importación de bienes desde China aumentó un 3,1 por ciento y el déficit comercial entre Estados Unidos y China subió un 3,0 por ciento a 33.600 millones de dólares en julio, el nivel más alto desde agosto de 2016.

(Editado en español por Patricio Abusleme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters