Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una tienda de H&M con ofertas en su ventana en Nueva York, Estados Unidos. 11 agosto 2016. El gasto del consumidor en Estados Unidos se mantuvo sin cambios en marzo por segundo mes consecutivo, y la tasa de inflación mensual general se desaceleró por primera vez en el año, confirmando una demanda local débil en el primer trimestre. REUTERS/Joe White

(reuters_tickers)

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 1 mayo (Reuters) - La actividad fabril de Estados Unidos se desaceleró en abril, mientras que el gasto del consumidor permaneció sin cambios en marzo y una lectura clave sobre inflación mostró su primer retroceso desde 2001, pero los economistas aún esperan que la Reserva Federal suba su tasa de interés en junio.

Los débiles reportes del lunes fueron revelados antes de que la Fed inicie el martes su reunión de política monetaria de dos días. No se espera que el Banco Central de Estados Unidos suba las tasas al final del encuentro y los datos influyeron muy poco en las expectativas del mercado sobre un ajuste monetario en junio.

"No esperamos que esto evite que la Fed suba sus tasas de interés de nuevo en la reunión de junio, al menos no mientras la creación de empleo repunte en abril y mayo", dijo Paul Ashworth, economista jefe en Capital Economics en Toronto.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM por sus siglas en inglés) de Estados Unidos dijo que su índice de actividad fabril nacional bajó a 54,8 el mes pasado -desde 57,2 en marzo- al nivel más débil desde diciembre.

Una lectura por encima del umbral de 50 indica expansión del sector de manufacturas, que representa casi el 12 por ciento de la economía estadounidense. El índice ISM había estado subiendo desde noviembre pasado y escaló a máximos de dos años y medio en febrero, ante el optimismo por las promesas de recortes de impuestos del presidente Donald Trump.

INFLACIÓN SE DESACELERA

La Fed subió la tasa de fondos federales un cuarto de punto porcentual en marzo y anticipa otras dos alza este año. El dato de gastos del consumidor fue incluido en el reporte del crecimiento del PIB del primer trimestre, publicado el viernes, y apuntó a una baja anualizada de 0,3 por ciento, el menor ritmo desde fines el 2009.

El gasto del consumidor representa más de dos tercios de la actividad económica estadounidense. El PIB se expandió un 0,7 por ciento en el primer trimestre, el peor desempeño en tres años.

Excluyendo a la energía y los alimentos, el índice de precios de gastos personales de consumo (PCE) bajó un 0,1 por ciento, el primer y mayor declive desde septiembre del 2001, después de haber subido 0,2 por ciento en febrero. Se trata de la medición preferida de inflación de la Reserva Federal, que tiene una meta de 2 por ciento para la tasa anual de alza de precios en Estados Unidos. [nL1N1I30E7]

"Vemos la caída del índice subyacente PCE en marzo como una aberración y esperamos que la tasa de inflación subyacente avance en los próximos meses", dijo John Ryding, economista jefe de RDQ Economics en Nueva York.

El índice generalizado de precios PCE cayó un 0,2 por ciento en marzo, su primer declive desde febrero del 2016 y la mayor baja desde enero del 2015. En los 12 meses a marzo, el índice subió 1,8 por ciento, después de avanzar 2,1 por ciento en febrero.

En tanto, los ingresos personales aumentaron un 0,2 por ciento el mes pasado tras un alza revisada de un 0,3 por ciento en febrero. El ingreso disponible para las familias luego del ajuste por inflación se incrementó en un 0,5 por ciento, la mayor ganancia desde diciembre del 2015.

(Reporte de Lucia Mutikani. Editado en español por Marion Giraldo)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters